Da click en el tríangulo para escuchar

Escúchenos en Vivo...

MEMO SALAMANCA. - EL MÁS CUBANO DE LOS MEXICANOS


Una gloria de la música latinoamericana, símbolo de Tlacotalpan, Veracruz – México, ((Significa “tierra partida”)., ubicada al sureste del Estado de Veracruz, población reconocida por su tradición pesquera; fue el señor GUILLERMO SALAMANCA HERRERA, reconocido pianista, compositor y director orquestal a quien conocimos artísticamente como “MEMO” SALAMANCA, de quien sin pecar de aduladores podríamos calificar como: "El más cubano de los mexicanos", como quiera que musicalmente tuvo estrechos lazos con los Matanceros Arturo Núñez, Dámaso Pérez Prado, La Habanera Celia Cruz, El lajero Benny More, el Camagüeyano Orlando Guerra “Cascarita”, el hombre de Villa Clara Rolando Laserie; sin descuidar las grandes figuras de su México lindo y querido. Fueron sus padres: Don Guillermo Salamanca Ramos y doña Carmela Herrera Rodríguez, quienes cantaban y tocaban varios instrumentos.


EL PRESENTE ARTICULO "ES PROPIEDAD INTELECTUAL DE  ENCUENTRO LATINO RADIO" 
SI UTILIZA ESTE ARTICULO COMO REFERENCIA NO OLVIDE CITAR LA FUENTE: 
Por Carlos Molano Gómez
Encuentro Latino Radio 
Bogotá - Colombia -Derechos Reservados
Actualizado 2020. 

Guillermo Salamanca Herrera, había nacido el 12 de agosto de 1924, como mencionamos en Tlacotalpan, Veracruz – México, dejado una huella imborrable, con sus composiciones, su forma de arreglar música y dirigir sus tutélanos instrumentistas y cantantes, pero en especial la forma de leer la música cubana, siendo entendido en materia de componer mambos, sones, danzones, entre los muchos géneros por los que se movió, dedicando enteramente su vida a la música en sus 84 años de existencia.

La influencia musical vino por entero de sus padres Guillermo Salamanca Ramos y Carmela Herrera Rodríguez, cantaban y tocaban piano y en especial por la familia de su señora madre, ya que don Manuel Herrera Rodríguez, su tío lo fue encausando, todos ellos, además de ser músicos siempre tuvieron en casa un piano que sirvió de excusa para mostrar toda su magia, producto de circunstancias adversas a sus primeros intereses como el querer dedicarse a una profesión administrativa y contable lo llevo a ganarse la vida acompañando algunos cantantes, aprovechando la experiencia lograda con su familia, la empatía lograda lo llevo a decidir el que sería su instrumento hasta el fin de sus días. Tal vez debiéramos concluir este escenario diciendo que su encuentro con la música, estuvo marcada por su luz interior. Sus aspiraciones  de trabajar como tenedor de libros lo hicieron marchar al puerto de Veracruz. Por no encontrar trabajo, el joven Memo se dedicó, para sobrevivir, a acompañar con el piano a diferentes cantantes. En el Puerto, además de trabajar en la radio, tomó clases con la maestra Sofía de la Hoz. Allí comenzó una meteórica carrera que lo llevó a la ciudad de México, donde pronto se estableció como pianista de los pocos grupos que cultivaban ritmos afroantillanos en la época. Ya en la etapa final de su carrera afirmo: "No me gustaba tocar el piano, pero me toco vivir de eso", vean ustedes.


Ya en el puerto de Veracruz, consigue su primer trabajo en la radio, como pia­nista acompañan­te en la XEHV y luego en la XEU. Formó parte del grupo “Tropical Copacabana”, junto al legendario César Córdova en las congas. En el Puerto de Veracruz, empieza en la orquesta del también músico cubano precursor del danzón en México, Tiburcio Hernández “Babuco” y sigue los pasos de éste en los timbales, pero esencialmente el dar continuidad a la difusión del Danzón en México; para 1927 ya ocupaba esa posición en la danzonera de Juan de Dios Concha y sus Estrellas, la más prominente en aquella época; pero además toco con las danzoneras de Julio Díaz, Agustín Pazos, Víctor Manuel Sánchez,  y Camerino Vásquez. Salamanca, ocupa un honroso lugar en el posicionamiento de la música cubana en México como arreglista y director orquestal; como quiera que lidero uno de los proyectos de difusión del Son, que originalmente llamaron: “Otro fandango”, presentado en la inaugura­ción del Instituto Veracru­zano de Cultu­ra y que Salamanca bautizara como “Son con Son” el cual empezó con la actriz y cantante Ofelia Medina, el arpista Andrés Alfonso y el jaranero Gilberto Gutiérrez. El proyecto titulado original­mente «Otro fandango» fue presentado en la inaugura­ción del Instituto Veracru­zano de Cultu­ra. Este trabajo se grabó en un disco titulado “Soneros de la Cuen­ca”, en que el maestro Salamanca prueba que el piano, es de suyo compatible con el son jarocho, a pesar de pertene­cer a dos tradiciones musicales diferentes.


Al trasladarse al Dis­trito Federal fue integrante del Conjunto Habana de Heriber­to Pino, hasta que por invitación expresa de Benny Moré en el 1949, pasa a formar parte de la orquesta del Caballero Antilla­no, reconocido pianista matancero Don Arturo Núñez, quien ya habia trabajado junto al holquinero Absalón Pérez Quesada,(Quien había viajado con la orquesta de Ernesto Lecuona en el 1931, radicandose en la capital azteca - En la foto). Salamanca, empieza a afianzarse como el gran arre­glista y director que después llegó a ser. mostrandose como Compositor; sus primeras piezas fueron: "Danzón 1950", "Mambo a la Núñez", "Mambo en trompeta", "Mambo No. 6", "Mambo en Trombón", "Serenata Guajira", "Mambo No. 7", "Mambo Isabel", "Linda Jarocha" y "Rumbambo". 


Oportuno mencionar que la orquesta de don Arturo Nuñez, estuvo siempre integrada por exquisitos músicos mexicanos y cubanos, por ejemplo: Memo Salamanca, Salomón Jiménez, Chilo Morán, Luis Mancera, José del Villar, Marcelino Montes, Rey Carmona, Inocente Díaz, cantantes como: Kiko Mendive, Vicentico Valdés, Lalo Montané y Benny Moré llamados primeramente el “Dueto Antillano” y posteriormente el “Dueto Fantasma” -cabe apuntar que la primera Orquesta con la que trabajó El Bárbaro del ritmo  en México fue la del maestro Arturo Núñez-, Toño Montané, Francisco “Chico” Andrade, Antonio Jiménez, Tony Camargo, Ignacio Téllez, Luis Demetrio,  siendo tan larga la lista que, pido perdón por la omisión de tantos nombres que siempre estarán presentes en gran parte del éxito alcanzado por la Orquesta del Caballero Antillano. En veinte años de exitosa carrera musical en México (1942- 1962) registro 120 disco grabados. (Arturo Nuñez en la foto)

“Memo Salamanca, contribuyó de manera importante al posicionamiento orquestal del "Son", llevadp desde Cuba a México, por el gran Consejo Valiente Roberts, más conocido como “Acerina”, nacido en el deprimido barrio los Hoyos de Santiago de Cuba el 26 de abril de 1899 y fallecido en México el 04 de junio de 1987, quien había viajado con su señora madre con un improvisado grupo musical que se conoció como “Bola”. 


"Memo" Salamanca, contaba 26 años cuando graba para la RCA Víctor, dirigida para México por el reconocido director artístico Mariano Rivera Conde (Casado con la pianista y compositora Consuelito Velásquez); su primer disco como director, de su propia orquesta, que tenía como cantante al habanero Cecilio Francisco Mendive Pereira, conocido como “Kiko" Mendive quien al momento de la grabación contaba 31 años de vida; había llegado a México en abril de 1941, con la revista musical “Batamú”; que incluía al Ciclón de Camagüey señor Oscar López, cantante habanero, que trabajo en Cuba con el maestro Ernesto Lecuona, a Candita Batista, a Ramón Castro, a Modesto Duarte y a Francisco Requeiro, contratados por Armando López Millán hermano del Ciclón. Mendive trabajo en México.  El trabajo mostrado en la caratula para el año de 1960, incluyo las piezas:  Yo Sabía Que Un Día; El Bodeguero; Nunca; La Basura; Clases De Cha Cha Cha; Los Marcianos; Blusa Azul; Ki Ki Ri Ki; Totiri Mundachi; Para Desearte Así; Cha Cha Cha Ala Nuñez; Cero Codazos Cero Cabezazos

Participó en 1947 en dos películas: "La diosa arrodillada", con nadie menos que con la actriz María Félix, y "Pecadora", con la vedette cubana Ninón Sevilla, ambas acompañadas por Agustín Lara. En la década del 1950 ingresó como pianista en la Orquesta Antillana de Arturo Núñez, el llamado Caballero antillano, en la que acompañó al cantante cubano Benny Moré. En ese conjunto aprendió el oficio de arreglista. Popularizando el género afrocubano en México ("El Mambo"), estuvo por espacio de 11 años en el Night Club “El Patio” con la orquesta de Arturo Nuñez.Comenzó a ganar renombre realizando arreglos para las mejores orquestas de baile, como las de Luis Alcaraz, Pablo Beltrán Ruiz, Carlos Campos y Gamboa Ceballos. Además, se convirtió en el director de orquesta más joven en grabar para la RCA Víctor, cuando, con apenas veintiocho años, acompañó a Kiko Mendive.
Para 1952, Salamanca Herrera, se convierte en el primer mexicano en grabar chacha­chá, al llevar al surco los números “Desvelo de amor” y “Adiós mi chaparrita”. Fue considerado el pianista que con su agrupacion gano el rspeto y consideracion, para estar al nivel de la exigente banda de  Dámaso Pérez Prado en pleno auge del "Mambo", es más, cuando Pérez Prado tiene que abandonar el país para 1964, él mismo, da órdenes de que el disco que dejó sin terminar sólo lo realizara Memo Salamanca. Grabó también con Celia Cruz con quien llegó a tener algunos éxitos como «Bravo», «Méxi­co Lindo», «La Jaibera» y «Serena­ta Guajira». Fue arreglista en el género tropical de la gran mayoría de las orquestas de la época, como Luis Arca­raz, Pablo Beltrán Ruiz, Carlos Campos, además de director musical y de graba­ción de Blanca Rosa Gil, Orlando Guerra «Cascari­ta», las hermanas Velázquez, Kiko Mendive, Toñala Negra, Nelson Pinedo, los Hermanos Rigual, Raquel Dome­nech, Las Tres Conchi­tas, Felipe Pirela y muchísimos más. Fue acompañante de Luis Demetrio, por cinco años, cuando estaban en la cúspide de popularidad sus cancio­nes «Voy» y «Si Dios me quita la vida» y posteriormente de Arman­do Manza­nero. Desde 1971 se va retirando del ambiente orquestal y se dedico al piano y a la composición de canciones que fueron interpretadas por José José (E.P.D), Aída del Río, Las Estrellas de Plata y la cantan­te puer­torriqueña Ednita Nazario entre otros.

Memo Salamanca, uno de los más importantes directores de orquesta, compositor y pianista, falleció la madrugada del sábado 02 de agosto de 2008, en la ciudad y puerto de Veracruz, a los 85 años, por complicaciones derivadas de una anemia progresiva.
Esta alteración le fue diagnosticadda tres años atras, por lo que durante ese tiempo estuvo bajo constante cuidado médico. Sin embargo, su condición jamás le impidió cumplir con sus labores como director de la Casa Museo Agustín Lara, donde celebraba cada semana los miércoles bohemios, así como tampoco lo imposibilitó para tocar el piano en un hotel del puerto de Veracruz. El cuerpo del inolvidable maestro fue velado en la agencia fúnebre de 20 de noviembre y Bolívar. Fue cremado, como fue su última voluntad, y sus cenizas, esparcidas en el Papaloapan, mítico rió de las mariposas. GRACIAS MAESTRO MEMO...!!!
FUENTES:

Libro “Salsa Mexicana: Trans­culturación e identidad”-Rafael Figueroa Hernández - Xalapa, 1996
“Memo Salamanca: La música mexicana pierde su identidad” en periódico La Jornada, Junio 21, 2007 - Arturo .Cruz Barcenas.
Luis Ángel Silva “Melón”, en Comosuena, Xalapa, 1994. -Rafael Figueroa Hernández
Memo Salamanca, Instituto Veracruzano de Cultura, Veracruz, 1996.
Tres generaciones de danzón veracruzano, Centro Nacional de Investigación y Difusión del Danzón A.C, Veracruz, 2007.
“Guillermo Salamanca: No me gusta tocar el piano, pero he tenido que vivir de eso”, en periódico La Jornada, Mayo 19, 2001 - Ernesto Márquez.
Don Guillermo” en periódico La Jornada, Agosto 16, 2008.- Luis Ángel Silva, “Melón: 


EL PRESENTE ARTICULO "ES PROPIEDAD INTELECTUAL DE  ENCUENTRO LATINO RADIO" 
SI UTILIZA ESTE ARTICULO COMO REFERENCIA NO OLVIDE CITAR LA FUENTE: 
Por Carlos Molano Gómez
Encuentro Latino Radio 
Bogotá - Colombia -Derechos Reservados
Actualizado 2020.