Da clikc aquí para escuchar

Escúchenos en Vivo...

ALEJO DURAN. - Y SU PEDAZO DE ACORDEÓN

SI UTILIZA ESTE ARTICULO COMO REFERENCIA, NO OLVIDE CITAR LA FUENTE DE DONDE ES TOMADO:
Por: Carlos Molano Gómez
Bogotá - Colombia
Derechos Reservados de Autor -primera publicación - 2018


Gilberto Alejandro Durán Díaz, conocido como ALEJO DURAN, nace en El Paso (Cesar), el 9 de febrero de 1919. El Paso, pueblo situado entre los ríos Cesar y Ariguaní, habitado desde un principio por vaqueros, agricultores y tocadores de tambor. De niño, trabajo desde los diez años en la finca Las Cabezas. 
Al cumplir 23 años, se fue metiendo en los temas de la música, descubre que la voz, el tono y los temas de las canciones rústicas de aquellos vaqueros tienen el perfil de una realidad imposible de cantarse de una manera diferente a como se escucha fresca y temprana en la garganta de los guías de los caminos, por eso tarde o temprano ocurriría lo que sucedió. Por influencia familiar o razones laborales, dejó de ser vaquero para quedarse haciendo cantos de los mismos que inicialmente oía y le gustaban.

A sus 26 años, tiene contacto con el viejo acordeón, el cual extrae del viejo baúl del tío Octavio, empieza a hacerlo sonar de acuerdo con su tono de voz grave, ronca y parecida a la de su madre cuando cantaba tamboras en diciembre. Cuentan que su primera canción fue la titulada “Las Ciocas” (Recordando al cocinero de los vaqueros como se le llamaba), convirtiéndose en un acordeonero empírico, con lo que el llamaba “Su Pedazo de acordeón”; fue ganando prestigio con el nacimiento de sus canciones e interpretaciones

Todo un vaquero reproductor, pues Alejo tuvo 25 hijos en 18 amores. En 1968 se realizó el primer festival de acordeones “El Festival Vallenato” y allí fue elegido Rey, así fue como ganó el primer festival y comprobó una vez más el amor que el pueblo de Valledupar le tenía sin conocerlo. En 1979 el Instituto Colombiano de Cultura decidió grabar en vivo música de los acordeoneros más auténticos. Alejo estaba encabezando la lista. El 28 de abril de 1987, un jurado le negó el título a que tenía derecho en el Festival, el de “Rey de Reyes”; pero lo reconoció el pueblo porque sólo para él cantaba, componía, improvisaba el acordeón con ese estilo de presencia misteriosa.

Quedarán para siempre en la historia del folclor bellas canciones como “Pedazo de Acordeón” “Alicia Adorada” “039” “La Perra”, “Fidelina”,  Altos del Rosario, Guepajé, Pobrecito corazón, Los Campanales, Este Pobre Corazón, Las Viejas no me quieren y Ceja Encontrada entre tantos temas que interpretó con su estilo.

Nuestro Juglar fallece el 15 de noviembre de 1989 en la ciudad de Montería. Días atrás, un infarto le había deteriorado su corazón y la diabetes Mellitus se lo fue llevando. A 29 años de su partida física, pues el mito y el hombre permanecerán por siempre y el próximo 09 de febrero recordaremos al hombre, que llega a los 100 años con toda su magia, a pesar que don Juan Gosain sostiene que no era un gran acordeonero, también ha sostenido, que sus don de gentes  su sencilla manera de ser, la seriedad de su palabra empeñada, le hacia una inmejorable persona, se distinguió por haber eliminado de su léxico la palabra alcohol; seguimos creyendo que el hombre dejo de serlo, para convertirse en LEYENDA. .


FUENTES.

Pagina de la fundación Vallenata

SI UTILIZA ESTE ARTICULO COMO REFERENCIA, NO OLVIDE CITAR LA FUENTE DE DONDE ES TOMADO:

Por: Carlos Molano Gómez
Bogotá - Colombia

Derechos Reservados de Autor -primera publicación - 2018