Da clikc aquí para escuchar

Escúchenos en Vivo...

DAVILITA. - CANTANTE NACIONAL DE PUERTO RICO



Un Bayamonés, convertido AL PASO  en otro gran PATRIOTA, fue nadie menos que don Pedro Secundino Ortiz Dávila, gran cantante y compositor de Puerto Rico nombrado “DAVILITA”, quien había nacido el 21 de mayo de 1912, fue el referente más notable de las composiciones de don Rafael “Jibarito” Hernández y porque no junto con Daniel Santos de las del maestro Pedro Flores Córdoba; criado por su padre don Pedro Dávila Tirado, después de la separación con su señora madre doña Ana Ortiz quien contrae nuevas nupcias viajando a Nueva York, se forma en la música interpretando algunos instrumentos de viento, pero definitivamente con tan solo 13 años seducido por la influencia del afamado TRIO BORINQUEN para la época se decide por el canto.


Exactamente el 4 de julio de 1927, contando entonces 13, partió desde San Juan en un Vapor del mismo nombre, luego de cinco días de viaje llegó a Nueva York, donde su señora Madre doña Ana, que le había mandado a a buscar le estaba esperando en un muelle en Brooklyn, curiosamente su mama, le había enviado dos trajes para el viaje los que le quedaban muy grandes, parecía según él un muñeco de papel, luego de la risa y la anécdota partieron hacia Nueva York reclamado por su madre, cuyo apartamento ubicaba en la calle 100, entre las avenidas segunda y tercera. en la gran urbe terminaría el octavo grado de estudios regulares tomando clases nocturnas, mientras que, por el día, trabajaba como mensajero en una fábrica de almohadones. 

Durante aquellas fechas aprendió a acompañarse a la guitarra de manera autodidáctica. También compuso su primera canción: el tango “El leproso” (1928). Al año siguiente (1929) creó su primer conjunto junto a Johnny Rodríguez: el Quinteto Junior, frente al que amenizaban cumpleaños, bautizos y festejos familiares similares. Aquella agrupación tuvo efímera vigencia, entre otras razones, porque Johnny regresó a Puerto Rico.

A los 18 años ingresa al Sexteto de
Pedro Flores donde interactúa con José Armengol, Pedro Marcano, Rafa Ferrer, Eladio Maldonado, grabando para el 1932 a 1935 con don Pedro Flores piezas incunables como “Celos”, “Dávila sonriendo”, “Nene”, “Palomita” y “Vete”; “Adorada ilusión” – original de Alberto «Tití» Amadeo – y “Blancas azucenas”; “Carmelita”, “Martita” y “Yo no puedo”; “Linda”, “Sin bandera”, “Ciego de amor” y “Dame tu amor”.

En este periodo (1934) se vincula brevemente a la orquesta de Alberto Socarras gran flautista cubano, donde participa en la inauguración del Teatro Campoamor, donde Davilita dedica a Carlos Gardel quien estaba presente la canción de don Rafael Hernández “Lamento Borincano”, meses después es llevado por el “Jibarito Hernández a su Cuarto Victoria grabando piezas como: “Desmayo” y “Desvelo de amor” (1934) y “Preciosa” y “Campanitas de cristal” (1935).


Viene su efímero paso por la orquesta de Augusto Coén, un nuevo paso con Pedro Flores, crea un quinteto al que llamo “La Plata” allí se integra entre otros Fausto delgado y quien fuera su gran amigo y compañeros de lides musicales don “Chencho” Moraza, a finales de los años treinta actúa y graba nuevamente con de don Pedro Flores y pasa brevemente por la Orquesta de Noro Morales, la década de los cuarenta tristemente su adicción al alcohol lo va retirando de los escenarios, lo que le trajo serios problemas hasta llegar a ser confinado en la cárcel de las tumbas; con la ayuda de su esposa logra salir de la adicción, viene una nueva época para su voz y su vida, haciendo nuevas grabaciones, vinculándose al Sexteto Borinquén del tresero don Mario Hernández, donde permanece por muchos años.

Tristemente su salud se va deteriorando al punto que El 30 de junio de 1986, Davilita sale de su casa sin rumbo, con tan mala fortuna, que se cae, fracturándose el cráneo. No logra recuperarse; fallece en el Centro Médico de Río Piedras, el 8 de julio de 1986. Sus restos reposan en el Cementerio Braulio Dueño Colón, de su ciudad natal.

Su canción “AL PASO”, fue grabada por diferentes orquestas entre ellas la Billos Caracas Boys; su recordado trabajo con Daniel Santos y Claudio Ferrer, muestra también su nacionalismo. GRACIAS DAVILITA.


Por Carlos Molano Gómez
Encuentro latino Radio
Bogotá - Colombia