Da clikc aquí para escuchar

Escúchenos en Vivo...

RAMÓN “MONGO” SANTAMARÍA.- JEFE


Este próximo 07 de abril estaremos conmemorando el CENTENARIO del nacimiento del extraordinario tumbador Ramón "Mongo" Santamaría Rodríguez 

(07 de abril de 1917 – 07 de abril 2017)

SUS RAÍCES.-

Natural del popular barrio de Jesús María de La Habana, fueron sus padres: el albañil y "sargento" en las actividades políticas locales, don Ramón Santamaría Giménez, . Su señora madre, Doña Felicia Rodríguez, vendía café, cigarros, etc. en  un puesto callejero. 



Su ascendencia Conga por parte de su abuelo Paterno, responsable además de signarle el apelativo como le conoceremos por siempre, le apodo “Mongo”, que en su lengua  Senegalesa significa: “Jefe de la Tribu”; de otra parte su abuela materna cocinaba para los toques de la religión santera, lo conecta con los secretos del  tambor, y con las lenguas Lucumí y Yoruba. Su tío materno, José Rodríguez, conocido como “Macho”, tocaba maracas en un grupo sonero conocido como Jiguaní, lo guía para que dedique su vida a la música, “Mongo”, había iniciado su carrera tocando el violín, influido por doña Felicia, sin embargo antes de entrar al colegio eligió el camino de la percusión, uniéndose a los grupos del barrio, tales como "La Lira Infantil", y luego “ La Lira Juvenil”. Otro que lo apoyó en su formación fue su primo por línea paterna, Luis Santamaría, cantante y corista de ceremonias religiosas de los Lucumíes.


Con 17 años, se ganaba la vida combinando el día como cartero y la noche con la percusión,  conoció a Chano Pozo en La Habana, trabajando en varios espectáculos del Tropicana bajo la dirección de Armando Romeu. También trabajaron juntos para un espectáculo de Miguelito Valdés, quien fuera amigo de infancia de “Chano”. Mongo hace su debut como bongosero profesional, con el Conjunto Boloña en el cabaret habanero de Eden Concert  dirigido por el maestro Alfredo Boloña, poco después se integra a un sexteto der Alfredo León, que tenía como cantante a Joseíto Núñez, ex miembro  del Septeto Nacional; además del pianista Silvio Contreras, Cristóbal Dobal, compositor y bajista; y del trompeta Miguelito Peyoso. 

SU DESARROLLO MUSICAL En CUBA:

”En ese paraíso bajo las estrellas” llamado “Tropicana”, al lado de Luciano “Chano” Pozo, dos años mayor que “Mongo” con la Orquesta dirigida por el maestro Armando Romeu, con el Conjunto Boloña del maestro Alfredo Boloña, con el sexteto creado por Alfredo León, con el reconocido sexteto la Carabina de Ases, por donde pasara Chappotín; con la afamada Lecuona Cuban Boys; con Los Jóvenes del Cayo; con el Conjunto Matamoros, aunque no haya mucha difusión sobre este paso, con el Conjunto Azul, que dirigía “Chano” por donde también pasaron (Félix Chappotín Lage, Antolín Papa Kila y Adolfo “Panacea” O Reilly), que actuaba para la RHC Cadena Azul; como bongosero de la Orquesta de Planta de la Emisora Mil Diez, se dice que hace algunos toques con la Matancera y el conjunto de Arsenio Rodríguez; agrupaciones todas, donde se le reconoce como un extraordinario “Bongosero”. 

Frente a la integración de las congas en los conjuntos; “Mongo” Santamaría afirmaba que el Conjunto La Llave de Rafael "Mañongo" Ortiz fue el primero en utilizar la tumbadora o conga para el año 1940. 

En su viaje a México se integra al Conjunto Son Clave de Oro, estando allí por motivos de salud envía por su buen amigo Armando Peraza para que lo sustituya tocando juntos por algún tiempo; sobre el 1947, viajarían a Nueva York en un breve paso (un año), que implico un regreso para legalizar su permanencia, de este periplo se recuerda el trabajo de Mongo y Peraza acompañando a la pareja de baile formada por Lilón y Pablito, que tuvieran un desenlace fatal por celos. 

“Mongo”, llega inicialmente a México donde acompaña al afamado “Trío Los Panchos”, y participa con la orquesta del también cubano, don Arturo Núñez, viaja a su país donde acompaña a Pedro Justiz, va a México donde coincide nuevamente con “Los Panchos” y el maestro Boricua Pedro Flores, despegando hacia el sueño americano en el mes de octubre de 1950. De hecho participa en las grabaciones de los temas "Orgullosa" y "Te doy  mil gracias”.

Ya en Norteamérica, se une inicialmente a la orquesta del Bajista Johnny Segui, para luego ubicarse en la primera Charanga formada en los Estados Unidos por don Gilberto Valdés; es allí donde inicia su actuación como “Conguero” o tumbador. 

Viene su vinculación a la Orquesta del Matancero Dámaso Pérez Prado, iniciando una gira en los Estados Unidos; lamentablemente en el viaje que inician hacia Texas a la entrada de un puente, el bus en el que viajaban colisiona y Mongo sufre graves heridas en su cadera y una pierna, situación que ha dado para muchas versiones incluyendo el que fuera abandonado a sus suerte en el hospital por parte de Pérez Prado; la inminente amputación de su extremidad y la valerosa y oportuna incursión en su apoyo de “Paquito” Sosa cantante boricua, quien evita este desenlace y un enfermera que le cuido por varios meses. 

De este accidente quedaron secuelas por el resto de sus días, siendo sometido a varias cirugías en el tiempo. Ya “recuperado”, en Nueva York hace un breve paso nuevamente por la Charanga de Gilberto Valdés. 

En el 1951 se une a la orquesta de Tito Puente, sugerido por el cantante “Paquito” Sosa; que el año anterior le había dado la mano en el hospital para evitar que le amputaran su pierna; Sosa acompaño a Puente Junto con Ángel Rosa en los tiempos de ”The Picadilly Boys”; Al ingreso de Mongo, otros miembros de la banda eran: En los bongos estaba Manny Oquendo, Luis Varona en el piano, Amado Visoso en el bajo, la cuerda de trompetas comandada por Jimmy Frisaura y la de Saxofones por Irving Butler y como cantantes a Vicentico Valdés y Bobby Escoto. Después Llega William Correa (Willie Bobo), a sustituir a Manny Oquendo quien se unía a la Orquesta de Tito Rodríguez. Se da a partir de allí una dupla Santamaría - Bobo que gesto grandes éxitos y reconocimiento por donde pasaron. 

Con la orquesta de Puente, Mongo Santamaría permanece entre el 1951 al 1957; recordamos piezas como: “Mambo la roca”, “A Burujon Puñao”, “Babarabatiri”, “Mambo Macoco”, “Abaniquito”, “Cuban Mambo”, Guaguancó en Tropicana”, “Coco My My”, “Esy”, “Mambo Diablo”, “Mari Juana”, “Mamey Colorao”… 

Dentro de las variadas actividades cumplidas por Mongo en este lapso se menciona su participación con su amigo Vicentico Valdés quien era el cantante de Puente a su ingreso; con el realiza la grabación del tema “Plazos Traicioneros” También se destaca su participación con el músico cubano Silvestre Mendez….. 

Para 1954, Mongo Santamaría apoya a Carlos “Patato” Valdés a trasladarse a los EE.UU, alojándolo en su casa y sugiriéndolo a la banda de Machito y Bauza. Y luego con el propio Puente quien sin pensarlo lo hace parte de su colectivo. 

Su gran amigo Armando Peraza, que había tomado la ruta por San Francisco lo vincula en el 1953 como músico sustituto con el afamado Quinteto dirigido por el gran pianista británico George Shearing, allí conoce a Cal Tjader quien tocaba el vibráfono; participa en varias ocasiones en la orquesta de Noro Morales, todo ello sin desvincularse de la Orquesta de Puente, con quien realiza varias grabaciones entre otras Puente in Percusión (1955) y Top Percusión (1957). 

Al parecer por un contrato que Tito Puente firma donde había la expresa prohibición de utilizar músicos de color, Mongo y Willie Bobo, se van, con Tjader en el 1957, iniciando grabaciones ese año para el sello Fantasy, con los trabajos "Ritmos Calientes" y "Más Ritmo Caliente", contando con una inolvidable nómina Armando Peraza, Mongo Santamaría, Willie Bobo, Al McKibbon, Armando “Cuco” Sánchez en el timbal, los pianistas Manuel Duran, Vince Guaraldi y el chicano Eddie Cano; el saxofonista José “Chombo” Silva, Bobby Rodríguez y Al Torres entre otros. Recordamos temas como: "Mambo Inn", "Alegres congas", “Mongorama”, “Perfidia”.. 

En el trabajo Cal Tjader Black Orchid All Star Latin Groups” donde también participan Luis Miranda que venía de la Orquesta de Machito, y Luis Kant en las Congas; el flautista Paul Horn, el timbalero Bayardo Velarde, grabaciones que se desarrollan entre el 1956 y 1959. 

Es de anotar que Luis Miranda graba desde el 1956 con Tjader en el reemplazo de Edgard Rosales en los trabajos Tjader Plays mambo y Cal Tjader´s Latin Kick 

En el trabajo “Cal Tjader Latin Concert”, en un quinteto con Mongo, Bobo Guaraldi, McKibbon y Tjader, que incorpora “Viva Cepeda”, The Continental”, ”Mi Guaguancó”… 

Tito Puente sustituye a los disidentes con Ray Barreto y “Monchito” Muñoz, grabando en el 1957, el histórico Dancemania con la voz de Santitos Colon y el apoyo coral de Vitin Avilés. Santamaría permanece con Tjader hasta 1959, realizando grabaciones de forma independiente para el sello Fantasy al lado de Willie Bobo en Cuba; donde participan Niño Rivera, “Paquito Echavarría, “Yeyo” Iglesias, Gustavo Tamayo, Merceditas Valdés y Carlos Embale y su primo Luis Santamaría entre otros. 

A su regreso a los Estados Unidos en el 1960, decide iniciar su proyecto en solitario retomando sus experiencias con Gilberto Valdés en el formato de charanga, vinculando reconocidos talentos como al flautista Rolando Lozano que había hecho parte de la Orquesta Aragón; Joao Donato, Victor Venegas, Julio Collazo “Chombo” Silva, formalizando su trabajo que para el 1961, denomino “La Charanga Sabrosa de Mongo Santamaría”, sin descuidar su gusto por el jazz, le convirtió en uno de los predilectos del bailador, reconociéndosele como una estrella de la música latina en Nueva York.… 

Algunas piezas que recordamos en este periplo fueron: Pachanga pa ti”, “Mambo de Cuco”, “Tula Hula“, Que Maravilloso”, Para ti, “En la felicidad”… 

Todo ello nos muestra un amplio y exitoso recorrido de "Mongo" Santamaría, por la musicalidad latina en Cuba, México y Nueva York, para iniciar su propio proyecto a partir de la década del sesenta..

CON FANIA:


Han pasado ya cuarenta y tres años, de ese memorable concierto en el Yankee Stadium de Nueva York, frente a 40.000 frenéticos amantes de este movimiento que se colocaba en el pináculo del frenesí latino. 

Cuatro hechos inolvidables se dan en esa ocasión: La apuesta de Jerry Masucci al reunir una cifra de asistentes sin precedentes en la historia de la música latina; el encuentro de los músicos de la Orquesta de Barreto, ahora convertidos en la Típica 73, con su antiguo Director; el duelo estelar entre Ray Barreto y Ramón Mongo Santamaría; y el estreno de una pieza musical que quedo para la historia el tema “Congo Bongo”; que lleva al clímax a los presentes, convirtiéndola en esa inconclusa pero inolvidable noche del 24 de agosto de 1973 donde se presentaba la Fania All Stars. 


Aun recuerdo el desespero de la gente de seguridad tratando que Johnny Pacheco de espaldas al público, indicara la finalización del número, cuando la turba fuera de sí, se acercaba cada vez más al escenario hasta invadirlo; los integrantes de Fania deleitándose con el toque, sin tomar en cuenta lo que les venía de frente, la impotencia de Barreto para contener el toque de “Mongo”, responsable con su magia de llevar inicialmente a los músicos a ese frenesí y luego al público asistente al espectáculo y por último la voz de locutor indicando afanosamente “Ok, Señores se acabo el concierto”. 

Cada vez que tengo oportunidad de ver el vídeo, de lo que había sucedido aquella noche, me convenzo más que el señor RAMÓN” MONGO” SANTAMARÍA RODRIGUEZ, era un verdadero genio de la percusión, por su capacidad de inspirar sensaciones con su forma de abordar su música. 


Su física desaparición, en el Baptist Hospital acaecida en la ciudad de Miami, a las tres (03) de la madrugada del sábado 02 de febrero de 2003 cuando estaba próximo a cumplir 86 años. PAZ EN SU ALMA..!!!

CONTINUAREMOS Revisando su recorrido musical, de sus presentaciones y participaciones:    EN LA OBRA DE MONGO SANTAMARIA…!!!! 

NOTA: Si bien la mayoría de los registros biográficos dan como fecha de su desaparición física el 01 de febrero en realidad este hecho luctuoso se da en las primeras horas de la madrugada del da dos (02) como lo hemos podio verificar.



Fuentes consultadas 

Mongo Santamaria: Sonando en cubano.-- Raúl Fernández. 2003. 
Un Rey llamado Tito Puente .- Carlos Molano Gómez
Discografía de Tito Puente, Cl Tjader, Mongo Santamaría. 

Por. Carlos Molano Gómez
Encuentro Latino 2017
Bogotá - Coombia