Da clikc aquí para escuchar

Escúchenos en Vivo...

FELIX REYNA.- ¡SI TE CONTARA…!

Ese Patrimonio Cultural de la humanidad, bautizado “Villa de la Santísima Trinidad”, o como hoy le conocemos Trinidad en Cuba; nos ha regalado tres grandes instrumentistas: Doña Catalina Berroa, tal vez la más connotada pianista del siglo XIX; en el siglo XX, a don Julio Cueva, extraordinario trompetista de la primera mitad de siglo y el gran violinista y compositor Félix Rafael Herrera Altuna ó perdón como le conocimos “FELIX REYNA” 





Efectivamente, el veintiuno (21) de mayo de 1921, nace en Trinidad este extraordinario músico, director orquestal y compositor; a quien reconocemos por su virtuosismo en el instrumento; con su fina manera de abordar el danzón y la capacidad creativa, dejando para la posteridad piezas musicales que sobrepasaron fronteras. 

Es bien conocido, que Reyna, es auspiciado por su Padre para enrolarse en el estudio de la música quien a su vez encomienda la labor del perfeccionamiento en el violín, al reconocido profesor Trinitario, señor Isidro Cintra.

Reyna se dedica a cultivar la interpretación del baile atribuido a don Miguel Failde y Pérez, cuya creación data del 1879 y es conocido como el “Danzón”; que en sus comienzos genero toda serie de controversias, al punto de haberlo considerado como un baile vulgar para gente de raza negra, pues es bien sabido el fuerte movimiento racista que por aquellos años ejercía la clase dominante; para con los años ser considerado “Baile Nacional de Cuba”. 

Cumplidos los veinticinco años de vida; don Félix Reyna decide trasladarse a la Habana, para vincularse al mundo musical de la capital que concentraba gran parte de los intereses musicales cubanos; como quiera que disponía del Conservatorio “Amadeo Roldan” que ya recibía importante reconocimiento, sobre otros que venían apareciendo en la ciudad y de los escenarios (Night Clubs) para presentaciones de las agrupaciones charrangueras de la época. 

Reyna, se incorpora inicialmente a la orquesta del flautista José Antonio Díaz Betancourt, primo y profesor de Flauta de don Antonio Arcaño Betancourt, para luego vincularse con la Orquesta Danzonera del propio Arcaño; quien crea su orquesta para el mes de noviembre de 1937; a quien definitivamente le cabía el nombre de ”Las Maravillas de Arcaño”; que para las presentaciones en la Emisora Mil Diez, se hacía llamar “La Radiofónica de Arcaño”, pues por mencionar algunos nombres en la década de los cuarenta, podríamos registrar a: Los violinistas: Enrique Jorrín, Félix Reyna, Pedro Hernández, complementados con Elio Valdés, Salvador y Fausto Muñoz, y Antonio Sánchez Reyes “Musiquita”, como chelistas estaban Orestes “Macho” López y Rodolfo O Farrill, Raúl y Miguel Valdés en las Violas; en el contrabajo Israel “Cachao” López; Jesús López en el piano; en el güiro consecuencialmente don Gustavo Tamayo y Julio Pedroso, en la tumbadora “El Colorao” Pozo y como director don Antonio Arcaño. (1) 

Para el año 1942, el panadero Matancero Anacario Crispiniano Mondéjar y Soto, hijo de Cipriano Mondejar y doña Blanca Soto; a quien conocimos como Ninón Mondejar (2), que para el 1940 había creado su orquesta “La Triunfal”; con el apoyo del Partido Socialista la reorganiza dándole un nuevo bautismal “La Orquesta América”, siguiendo la línea que demarcaban “La Orquesta Aragón”, Melodías del 40”, “La Sensación” y la de “Neno González”. Esa primigenia Orquesta América, estuvo integrada por Augusto Barsia, Ermidelio Cardoso, Ángel Ruiz, Julio Salas, Felo López, Wilfredo Meneces y Luis Suarez 

Para el 1946 el violinista Enrique Jorrín Oleaga, se retira de la orquesta de Arcaño, junto con el también violinista Antonio Sánchez Reyes “Musiquita” y Gustavo Tamayo para iniciar una histórica vinculación con la América de Mondejar 

Esta oleada de cambios va ajustando y determinando, dentro de las nuevas sonoridades a finales de la década de los treinta, estructuras orquestales que quedarían como símbolos históricos y en algunos casos controversiales, por las disputas autorales que generaron y que en los cuarenta y cincuenta terminarían por demarcar las tres décadas de oro de la música cubana. 

La creación del Mambo (1938) atribuida a los hermanos López músicos de Arcaño, que ha incorporado a través de los años otros actores que reclamaron su paternidad; en la década de los cuarenta la aparición de cada vez mas agrupaciones y formatos, con líderes naturales como Arsenio Rodríguez y el concepto de “Conjunto” y en la nueva década la disputa por la creación del Chachachá (Jorrín – Mondejar); durante todo este proceso nuestro invitado tuvo una figuración que continuaremos comentando en las siguientes líneas.    


Para el 15 de septiembre de 1949, Félix Reyna, es invitado a participar de la recientemente creada orquesta de “Fajardo y sus estrellas”, al lado de músicos de la talla de Orlando “Cachaito López”, quien al cierre del siglo anterior hiciera parte del exitoso proyecto “Buena Vista Social Club”, René Hernández en el piano (3), dos grandes violinistas Ignacio Berroa y Félix Reyna quien a la vez oficiaba como compositor; en la percusión a Jesús Esquijarrosa con el timbal; Carlos Real en la tumbadora y Rolando Valdés en el güiro; en la vocal integro inicialmente a Joseito Valdés. El debut de la orquesta se da en la Radio García Serra; luego actuaron en los reconocidos Night Club Montmartre y Tropicana. 

Después de este primer periplo con Fajardo, Reyna llega en el verano de 1953 a la Orquesta América que ya tenía las dificultades propias de las diferencias referidas entre Jorrín - Modejar, que concluye con la división ente ellos; como consecuencia de esta separación nace la Orquesta de Enrique Jorrín (En la foto) y La Orquesta América se convierte en “La América de Ninon Modéjar”, la cual viaja a México, siendo Reyna integrante de la misma; en ese periplo la recién conformada orquesta de Enrique Jorrín; conto entre otros integrantes con el flautista Miguel O'Farrill, que procedía de la Orquesta Almendra, como pianista Orlando Mantecón; en las voces con su hermano Jesús y Aurelio “Yeyo” Estrada, en la percusión con Mario Muñoz Salazar. 

Enrique Jorrín, viajo a México en el 1954, donde permaneció por cerca de cuatro años, en este periodo Reyna que había viajado igualmente con Modéjar al País Azteca, se vincula a la Orquesta de Jorrín, viajando cada cierto tiempo a la Habana; “Yeyo” Estrada se radica en México acompañando a Dámaso Pérez Prado y Mario Muñoz “Papaíto”, se radica en este país donde años después se une a la Sonora Matancera. 

Para 1958, de regreso a la Habana Cuba, Félix Reyna vuelve a la orquesta del connotado José Antonio Fajardo Ramos; la nomina era magistral; además del gran flautista estaban: Jesús López en el piano, el reconocido Israel “Cachao” López; en el bajo, la percusión con Ulpiano Díaz y “Tata Guiñes”; los vocalistas una tripleta de ensueño los hermanos Sergio y “Rudy” Calzado y el gran Rafael “Fello” Bacallao; Reyna, se encuentra con su compañero y amigo de la Orquesta de Arcaño, el violinista Elio Valdés; con ellos emprende viaje a Nueva York haciendo históricas presentaciones en el Waldorf Astoria, en el Palladium Ballroom, donde comparte tarimas con los grandes del Palladium: Tito Puente, Machito y sus Afrocubanos y Tito Rodríguez. 

Al regreso a Cuba, Fajardo Ramos, recibe una invitación para acompañar la campaña del candidato a la presidencia Johnn F, Kennedy, esto genero todo un acontecimiento y malestar entre los músicos, que se quedaron. 

El 08 de junio de 1959, Félix Reyna, asume la dirección musical de la orquesta dejada por Fajardo en Cuba; a lo que a su regreso el propio Fajardo llamara “Un Golpe de Estado”; se crea una división; Reyna funda su orquesta con algunos de los músicos que se quedaron con él; la agrupación a la que llamo “Orquesta Estrellas Cubanas”/En la Foto), estuvo integrada por Félix Reyna Elio Valdés, José Ferrer como violinistas, Julián Guerrero en la flauta, Dámaso Morales en el Contrabajo, Raúl Valdés en el piano, Ulpiano Díaz en el timbal, Filiberto Peña en la tumbadora, Gustavo Tamayo en el güiro y Sergio, Rudy, Luis Calzado en las voces. 

Fajardo decide trasladarse a Nueva York recomponiendo su orquesta la que igualmente estuvo integrada por: Orlando Alfonso y José Reyes Núñez (Pepecito), piano; Jehová Ordóñez, Fausto Muñoz, Salvador Muñoz, Miguel Valdés y Marino Castillo, Manuel Alfredo de la Fe en los violines; Rafael Brito, Heliodoro Sánchez, Esteban Molina, cantantes; Juan Febles y Osvaldo Martínez, güiro; Antonio del Campo, tumbadora; Pascual Hernández, contrabajo. Otras voces que le acompañaron fueron Roberto Ledesma y Cali Alemán. 

Como compositor Félix Reyna también ocupa un sitial prominente dentro de la musicalidad cubana; recordamos entre otras piezas de su pluma: “Angoa” dedicado a un famoso bailarín cubano; tema que para el 1977 dio para la creación en California de la agrupación “Charangoa” por parte del flautista Fay Roberts; “Chachachá en Marte”, “Las viudas del chachachá” “Hoy como ayer” “Pa que bailen todos”, “Gozando el cha”, “Triste muñeca” “Dime chinita”, “Rico y sabroso” “Ay Lupita”, "Angoa", “Si no estás tú”, “Se llama Cuba”, “El Niche”, “Los jóvenes del silencio”, “Viva el 26”, “Silver Moon” y en especial tres composiciones que queremos destacar con gran presencia en Colombia: 

SI TE CONTARA.- Dedicado a su novia con quien luego se casara, un afamado bolero que ha recorrido el mundo del cual recordamos versiónes bellísimas como la de Ricardo Ray y Bobby Cruz; la esplendida interpretación de Tito Rodríguez, la sentida versión del cubano Tito “Riverside” Gómez, las de Vanica Borges, Ibrahim Ferrer, Luis Frank Arias con Guillermo Rubalcaba; la realizada por “Panchito Riset con el acompañamiento de Charlie Palmieri en el 1986 y de las más recientes interpretaciones, la de Diego el Cigala…. 

PA BAILAR.- Recordamos aquella, cadenciosa pieza interpretada por el Puertorriqueño Esteban Cepeda conocido con su orquesta como “Coca” y sus exploradores 

VUELA LA PALOMA.- Reconocida interpretación que lograra Tito Rodríguez, versión que hiciera en dos oportunidades, la primera de ellas en octubre 31 de 1961 para la WS Latino; la incorporación que hiciera la Fania All Stars en el homenaje a Tito Rodríguez; La versión de las Estrellas Cubanas, la bonita interpretación que lograra Gilberto Santarosa, La cubanisima versión de Pacho Alonso, o la lograda en Nueva York por el vibrafonista Pete Terrace, sin dejar de mencionar la que en el formato charanguero para el sello Alegre lograra Johnny Pacheco...

Igualmente Tito Rodríguez, interpreto de Félix Reyna el tema “No te quedes con las ganas”, grabado el 20 de septiembre de 1962, que incluyo la grabación de VUELA LA PALOMA del año anterior. La otra grabación, fue la realizada con el acompañamiento del Sexteto la Playa de Paul Alicea. También es menester recordar la frenética versión que hiciera Pacho Alonso.

El maestro compositor, violinista y director de orquesta don Félix Rafael Herrera Altuna, conocido como “Félix Reyna”, falleció en la Habana el 10 de febrero de 1998 a los 77 años de edad. 

FUENTES CONSULTADAS. 

Reflexiones y Vivencias. Senén Suarez Hernández 
Helio Orovio, Diccionario de la música cubana, Editorial Letras Cubanas. Cuba 1981. 
José Fajardo “El Flauta”.- Encuentro Latino Radio 

NOTAS: 

1.- A partir de 1946, José Antonio Díaz, primo de Arcaño reemplaza a don Antonio en la flauta, quien por razones de salud hace un temporal retiro. 
2.- Es su madrina Materna doña Juana Rosa Soto la que le da el apelativo de “Ninón” 
3.- Es de aclarar que este pianista René Hernández, NO ES el René Hernández que hizo parte de la orquestas de Machito y Tito Rodríguez. 

Por Carlos Molano Gómez 
Bogotá – Colombia 
Derechos reservados de Autor -2017