Da clikc aquí para escuchar

Escúchenos en Vivo...

EDMUNDO ARIAS.- DICIEMBRE AZUL

Guapa je, el pasado cinco (05) de diciembre de 2016, se cumplieron noventa y un años del nacimiento de uno de los más grandes músicos colombianos del interior del país, con sentimiento y dotes Caribes, nos referimos a EDMUNDO ARIAS VALENCIA, nacido en Tuluá en el centro del Valle del Cauca el 05 de diciembre de 1925. 

Sin embargo algunos biógrafos suyos lo identifican como nacido en la misma ciudad el 12 de diciembre del mismo año. También es claro que fueron sus padres doña Amelia Valencia Arizabaleta y don Joaquín Arias Cardona, músico de profesión, ocupado en bandas municipales; hacia parte Edmundo de una familia compuesta por nueve hermanos: Ricaurte, Edmundo, Joaquín, Elida, Luzmila, Sidney, Eddie, Alfredo y Rodolfo, nacidos ellos en las diferentes poblaciones por donde había trabajado don Joaquín.

Edmundo, se distinguió como compositor, arreglista, director orquestal, intérprete del bajo, la guitarra, el tiple y la bandola, con este último tuvo su mayor compenetración; viajo a Medellín en el 1951, donde se radico hasta el final de sus días. 

En estos días que iniciamos las fiestas de navidad lo ubico como compositor de una pieza instrumental eterna que llamo “Diciembre Azul”, y de muchas melodías que por estas fechas recobran vida, por ejemplo “Cumbia del Caribe”, recuerdo la fantástica interpretación de Los Melódicos de Capriles; esa versión que interpretara la argentina Lita Nelson titulada “Algo se me va”, “Me da Risa”, con Gladys Viera; interpretadas por la orquesta de Edmundo, que en honor a la verdad nunca fue de planta sino formada para la grabación y con ellas nos seducen otras como “Ligia”, Al Compás de las polleras, con la que iniciamos este escrito “Guepa Je”, su agudeza melódica a la hora de escoger o invitar músicos a la orquesta, da vida y el reconocimiento natural a talentos como Raúl López, Rómulo Caicedo, Nelson Navarro, Cristóbal Pérez (Compositor de la pieza algo se me va), El Indio Araucano, Antonio González, Tito Cortes, Chepito Giraldo, Bobby Ruiz, que también brillara con la orquesta de Lucho Bermúdez.

Los formatos orquestales también dieron vida además de su orquesta a la Sonora Cabecenido, apelativo que el propio Arias recibió, por la conformación de su cabellera, trabajo para Sonolux, Codiscos, Silver y Fuentes en la capital antioqueña.

Toda una celebridad arreglando piezas bailables que se quedaron par siempre, sus dos versiones del tema “El Guarachero”, son obligadas para el bailador, “Juanita Bonita”, “Linda Mujer”, Juan Torero”, “Siboney”, “Perfidia”, “El Mecánico”, “Cumana”, Untale picante”, “Merecumbe de las Flores”, “Sonrisa Hipócrita”, “Fabiola”, “Alicia”, “Angelita”; la Lluvia y el pescador, tu juramento, evocación, Amor cobarde, Las cosas de la vida, Triste navidad, Cumbia candelosa, Orlandito, A ve pa ve, Merecumbe en Bogotá, Alma Quibdoseña, e indudablemente su primera composición “Las Diez velas”.

Cuando el maestro Edmundo Arias, tenía planes de viajar a México, fallece en la ciudad de Medellín en el Hospital San Vicente de Paul, a las 2:30 de la tarde, el 28 de enero de 1993, a los 67 años, víctima de una afección renal. Arias había ingresado al hospital el 19 de diciembre de 1992. 

El parte médico estableció que la causa del deceso fue generada por un uremia, que le surgió a raíz de una operación de vesícula. El maestro estaba radicado en el barrio la Floresta de esta ciudad desde 1959, su prolífica obra musical está integrada por 327 composiciones, 57 de los cuales alcanzaron el éxito internacional.

Por Carlos Molano Gómez
Encuentro Latino Radio
Bogotá - Colombia