Da clikc aquí para escuchar

Escúchenos en Vivo...

RUBÉN GONZALEZ .-SUENA EL PIANO RUBEN...!!!

Indudablemente que el proyecto BUENA VISTA SOCIAL CLUB, nos dio la oportunidad, de redescubrir grandes figuras de la música cubana que hoy son celebridades, donde el común de las gentes del mundo entero, da un claro valor a su talento y aporte al desarrollo de la música cubana; desde nuestra perspectiva damos inmenso agradecimiento al verdadero gestor de este fenómeno cultural señor JUAN DE MARCO GONZALEZ



El 26 de mayo se cumplieeron 97 años del natalicio, de uno de sus recordados integrantes, convertido a través de los años en uno de los más impactantes pianistas cubanos, de todos los tiempos; no podemos menos que recordar su fantástica forma de jugar con el piano, a pesar de la artrosis reumática que afectaba sus manos; aun cuando el maestro decía: “Cuando me acerco al teclado desaparece la artrosis” 

Nos referimos a Rubén González Fontanills, como era su bautismal, nos lleva al reconocimiento mundial, cuando a pesar de su enfermedad nos dio una lección que superaba los límites de la admiración, con un talento a toda prueba con la exquisitez interpretativa que aun sigue retumbando en el mundo entero. 

Había nacido en la Encrucijada, cerca de la ciudad de Santa Clara, el 26 de mayo de 1.919, su niñez paso entre las clases que le impartía su hermana Josefa, que era maestra de escuela y había asumido la responsabilidad del funcionamiento de la casa, el juego de pelota en el amplio patio de su hogar y las tres vacas del solar, consumiendo leche recién ordeñada y tomando guarapo del ingenio de Nazabal, bebida que convirtió en su favorita a través de los años. 

Se inicia en el piano a la edad de 7 años, realizo sus estudios de piano, bajo la dirección de la afamada profesora natural de Cienfuegos señora Amparo Rizo, viajando en tren desde la Encrucijada hasta Santa Clara al menos una vez por mes, Estudiando por el método Hubert de Blanck. 

Desde muy niño fue admirador de la música de Chopin. Consideraba que la música seria su hobby, la gente le decía, que estaba bien con la música y cuando gozaba de cierta popularidad, empleaba el tiempo disfrutando de la libertad que frente al piano experimentaba, con sus tres grandes amigos de infancia, los también pianistas Héctor “El Ñato” Alejo y “Pepesito” Reyes; y el violinista. Ovidio. 

Héctor "El Ñato" Alejo, reconocido pianista danzonero, hizo parte entre otras en el 1959 de una de las mas connotadas Orquestas dirigida por Generoso "El Tojo" Jiménez, que incluía entre otros músicos a "Chocolate Armenteros, el Negro Vivar Armando Armenteros y Pedro Jiménez (hermano de Generoso) en las trompetas; los trombones con Antonio Linares,"Pibe" González y Modesto Echarte; Emilio Peñalver, Enemelio Jiménez, Homero Betancourt, Rolando Sánchez y Diego Loredo en los Saxofones, Orestes "Macho" López en el contrabajo; Guillermo Barreto en la batería, Oscar Valdés en la tumbadora, Clemente "Chicho" Piquero en el bongo; veteranos músicos de las bandas de Benny Moré, Julio Gutiérrez y "Bebo" Valdés. 

"Pepesito" Reyes, hizo parte de las agrupación de Joseito Fernández durante 17 años; ocupa el piano cuando se dio a conocer la famosa "Guantanamera", convertido en estelar pianista de la Orquesta de José Fajardo; trabajo con Arsenio Rodríguez y acompaño algunas presentaciones a la Gigante del Benny Moré. 

Desde muy joven fue gran admirador de Anselmo Sacasas, pianista de la Casino de la Playa, a quien no conoció personalmente, lo describía físicamente como un hombre delgado con una barba prominente, pero musicalmente lo considero el mejor pianista de la época; igualmente admiraba a Facundo Rivero pianista de Belisario López, de quien decía que hacia cosas muy bonitas en el piano y describía como un pianista muy claro. El maestro Rubén, fue conocido en el ambiente como "El Mulo". 

En 1.941 don Rubén, se recibió de maestro en la Escuela Normal de Santa Clara; Estudio cinco (5) años de medicina en la Universidad de la Habana., se retira antes de recibirse como médico, decía el maestro Rubén que “definitivamente el piano era lo suyo”. 

Se vincula a la Orquesta Paulina (de Paulina Álvarez y Paulin), pasa por el conjunto Camayó y hace música con Raúl Planas y Ramón “Mongo” Santamaría, recorriendo la Isla en toda su extensión; alcanzando gran popularidad especialmente en Matanzas y la Habana. 

En la década del cuarenta alcanza mayor reconocimiento, siendo considerada por muchos como su época de oro; es así como en 1.943 se vincula a la agrupación de su vecino, el genial Arsenio Rodríguez de quien recibe mucho apoyo, permanece con él por espacio de cuatro años conservando una amistad por siempre; decía el maestro Rubén al referirse a Arsenio: “Fue quien más influyo en mi para tocar como yo toco, el me enseño a escuchar el son” 

Le conoció de casualidad, Arsenio había alquilado una casa al lado de la suya; en algún momento pregunto quién tocaba el piano al lado, proponiéndole que fuera a tocar con él porqué su pianista se había ido a otro lugar, Arsenio me decía: “Tocas muy bien, y los solos de piano son buenos, pero fíjate, cuando los hagas, no repitas mucho las frases. Haz un tema mentalmente y entonces...haces otra cosa, le metes lo tuyo, Me enseñó a pensar el solo antes de hacerlo y así empecé” (1) 

Cuando decide retirarse, le sugiere a Arsenio para su reemplazo a “Lilí” Martínez Griñan; se va a Panamá con algunos músicos que pertenecían a la banda, creando la que denominaron “Las Estrellas Negras”, luego se vincula a la Orquesta de los Hermanos Castro quienes pretendieron tener siempre músicos blancos, sin embargo lo aceptaron; luego paso por el conjunto de Senén Suárez quien tenía como cantante a Orlando Vallejo, tocando en “El Tropicana”, reconocido mundialmente como "Un Paraíso Bajo las Estrellas". 

Como compositor se recuerdan tres melodías la primera con letra de Senén Suárez (Q:E:P:D) "Melodía del río", "Como siento yo" con letra de Josefa Caviedes, y la célebre "Perla fina", con la recordada interpretación de Ramón Quian "Monguito". En el 1.957 hace parte de La Orquesta Parisien, que toma el nombre del lugar donde se presentaba, en el cabaret Parisien del Hotel Nacional, donde comparte entre otros con el trompeta Walfredo de los Reyes, quien dirigía la Orquesta. 

Es allí donde Rubén, muestra todas sus dotes jazzísticas, de allí se recuerda el trabajo “Enriqueta”. Hacían parte de esta primera orquesta además Amadito Valdés, Luis Barrera Triana, Hugo Yera y Jesús Caunedo en los Saxos; Walfredo de los reyes, Jorge Varona y Evelio martinez en las trompetas; Alejandro Onesimo en el trombón; Fernando Vivar en el contrabajo y Luisito Palau en la batería. 

Es menester recordar que Jorge Varona sería uno de los fundadores de Irakere y con Amadito Valdés coincidiría en el Buena Vista Social Club. En el tiempo que la orquesta fue dirigida por el percusionista Walfredo de los Reyes Jr, el pianista fue "Yoyo" Casteleiro. 

Fue Rubén González gran admirador de Oscar Peterson, destacado pianista de jazz, de quien decía que tenía unas manos gigantes que le impresionaban. Acompaña al maestro Billo" Frometa en las grabaciones que este hiciera en la Habana, cuando había sido vetado por la Asociación de músicos de Venezuela, realizando especiales grabaciones efectuadas en 1.959. 

En 1.960 se vincula como pianista de la Orquesta de Enrique Jorrín (En la foto) creador del Chachachá, tocaban en clubes como el Prado y Neptuno en el centro de la Habana, en el Sans Souci acompañando a Rolando La Serie, a quien había conocido en santa Clara. 

Si bien el ritmo de moda era el Chachachá, también, interpretaba guarachas y danzones, durante este periodo grabo con la orquesta el tema: "Suena el piano, Rubén", escrito en su nombre. Con la Orquesta América del 55, nace el Bolero-cha y el Danzón-cha, con Jorrín a la cabeza; cuando fallece Jorrín, Rubén asume como director, cargo que definitivamente desecho por considerar que le generaba demasiadas responsabilidades, concluyendo que lo suyo era el piano. 

En 1.967, hace parte de una agrupación orquestal integrada por nueve músicos dirigida por el trombonista Leopoldo “Pucho” Escalante y su hermano Luis como trompeta, orquesta que deja para la posteridad un par de trabajos con tendencias jazzisticas, dando origen a La Orquesta Cubana de Música Moderna; recordamos el trabajo “Momentos” con una valiosa recopilación de esta época con temas como “Qué Infelicidad”, “Zancudo” y “Fantoche”, "indestructible", "préstame la bicicleta", "Todo aquel ayer".. 

En el 79 participa en un trabajo especial, con motivo del viaje de la FANIA a Cuba, haciendo pareja con un confeso admirador suyo, el Boricua Papo Lucca (En la foto). 

A principios de los ochenta participa en la producción de EGREM “Estrellas Areito”, actuaron con él, entre otros: Tataguines, Miguelito Cuni, Niño Rivera y Arturo Sandoval, Guajiro Mirabal, Félix Chapotin, Jesús Ramos, Pedro Depestre, Rafael Lay, Enrique Jorrín, Félix Reina, su gran amigo el bajista Fabián García, Teresa García, Pío Leyva y Rolo Martínez. 

Recordamos la preciosa versión del tema de José Fajardo y Félix Reina "Los Tamalitos de Olga" en la voz de Teresa Garcia Caturla; tema dedicado a Olga More Jiménez, nacida en las Cruces el 23 de mayo de 1922, quien vendía los tamales a 10 centavos, en el numero 180 de la calle Figuras entre Manrique y Tenerife en el barrio Los Sitios de la Habana. 

A finales de los ochenta actuaba esporádicamente como invitado en alguna grabación y prácticamente su carrera musical estaba terminada, afectado por una artrosis crónica que le limitaba su digitación en el instrumento; es invitado por Juan de Marcos González a participar en el proyecto Afrocubans All Stars. 

Luego, para el año 1996, es llevado por Juan de Marcos, al más importante proyecto musical de la música cubana de cierre de siglo “EL BUENA VISTA SOCIAL CLUB”, donde este insigne músico se da a conocer en el mundo entero; Junto a Ibrahim Ferrer y Omara Portuondo, en el 2002 recibió la Orden Félix Varela, máxima distinción cubana otorgada. 

Sostenía el maestro Rubén, que le había gustado trabajar con muchos músicos, pero que se sentía especialmente a gusto cuando lo hacía con: Miguelito Cuni a pesar de su carácter; lo consideraba una voz inigualable, lamentablemente fumaba mucho; con "Cachaito" López con quien trabajaba de memoria, al igual que su gran amigo el contrabajista Fabián García. 

Fueron sus dos últimas producciones los álbumes: “Presentando a Rubén González” y “Chanchullo”, trabajos que alcanzaron altísimo reconocimiento mundial. Se nos fue el 08 de diciembre de 2003 en la Habana; Al momento de su partida al gran Rubén González, le sobrevivían su esposa, cinco hijos (incluyendo a Rubén González Jr., radicado en México) y 11 nietos. Su nuera, doña Gabriela Jerez, habló de él, desde su casa en Mérida. Dijo: "Fue un gran hombre, un gran músico y un gran amigo".

Fuentes consultadas: 
Entrevista de Sigfredo Ariel.- Quién es Rubén González? (1) 
Descarga número dos el Jazz en Cuba 1950 - 2000 Leonardo Acosta. La Jiribilla .- Nirma Acosta - 2002 
La música cubana a través del Buena Vista Social club.- Carlos Molano Gómez 

Por Carlos Molano Gómez 
Bogotá – Colombia 
Derechos reservados de autor