Da clikc aquí para escuchar

Escúchenos en Vivo...

CHUCHO.- UN LAMENTO NAUFRAGO

Alguna vez un buen amigo hablaba sobre mi fascinación por la música de Venezuela, en realidad no me quedo alternativa distinta que reconocerlo, ya que esas grandes orquestas del vecino país lograron una sonoridad que despertó en mi desde la infancia una gran curiosidad, sumado al hecho que buen parte de su repertorio se nutría de las queridas letras de compositores colombianos.     

En esta oportunidad nos referiremos a una de mis predilectas, dirigida magistralmente por una leyenda de la pianística venezolana, nos referimos al señor JESUS SANOJA RIVERO, natural de Caracas, quien llegara al mundo el 26 de septiembre de 1926. Conocido musicalmente como “CHUCHO” SANOJA.


Curiosamente se dan tres casos, con algunos rasgos de cercanía para dar comienzo a las carreras musicales de igual número de excelsos músicos, en Cuba Richard Egues desde Cienfuegos aprende los secretos del piano con su padre quien también le enseño las técnicas de afinación y reparación; desde Lima - Perú el maestro Alfredito Linares, aprendió el arte del piano viendo a su padre quien los reparaba y afinaba, nos contaba que llegaron a tener 18 pianos en casa y Jesús, recibe de su Padre un piano que se rescata de una obligación que un vecino tenia, continua con el pago de las cuotas siendo este el primer instrumento con el que desarrolla su formación bajo la tutela de los Padres salesianos; complementando sus estudios con el célebre músico, compositor y profesor Benito Canónico, natural de Guarenas en el Estado de Miranda, hijo de un inmigrante músico italiano que le enseño los artes de la música en instrumentos como el violín, guitarra y piano e instrumentos de viento, al maestro Canónico (1) se le recuerda por su composición “El Totumo de Guarenas”

En la década de los veinte del siglo anterior se radica en Caracas dedicándose  a componer, orquestar y enseñar música, laborando con la Banda Marcial de Caracas por espacio de 22 años y con la Orquesta Típica Nacional en el 1953; como dijimos uno de sus alumnos fue el jovencito Jesús “Chucho” Sanoja Rivero.

Cuando para el 1933, llega a Caracas el “Trío Matamoros”, se da un movimiento musical que tiene en un Sexteto formado entre otros por Alberto Machado como director y primera guitarra, Guillermo Machado su hermano en la Marimbula, Jacobo Espinoza como cantante, Carlos García como bongosero y Johnny Pérez en la segunda guitarrista; convertido en  la Sonora Caracas a partir del el 25 de febrero de 1938, con la llegada de nuevos integrantes entre ellos Leonardo Pedroza la dirigió comenzando la década del 40, poco tiempo después funda la Leonard Melody y que en la década de los sesenta se transforma en Leonardo Pedroza y sus Caciques; pues con apenas 16 años se integra a esta agrupación Jesús “Chucho” Sanoja dando comienzo a su carrera profesional.


No podemos menos que recordar que piezas compuestas por don Rafael Campo Miranda, catapultaron a Sanoja orquestalmente, “Lamento Naufrago”, titulada originalmente como Recuerdos náufragos; “Entre palmeras, al igual que otras piezas colombianas como “Viento verde”. Igualmente recordamos temas propios como: “Magia Blanca”, “En la Soledad”, “Maracaibo”, y voces impecables que engalanaron su orquesta como: Chico “Sensación” Salas nuestro querido Nelson Pinedo recientemente desaparecido grabo con la orquesta de solistas de Sanoja el trabajo "Asi es mi Esrtilo", recordamos "Ven aqui a la realida", "Caña Brava" tema que nos recuerda a Billo; "Caramelito Santo", "El Embrujado" y mpas  , Manolo Monterrey, Víctor Piñero Kiko Mendive, Tony Camargo Alberto Beltrán, Pipo Rivas, Daniel Montes de Oca, Baldomero León, Yeyo, Alci Sánchez, Elisa Soteldo, Rafa Galindo, , Víctor Pérez, Héctor Barinas, , Tony Camargo y Paula Bellini. El maestro Jesús “Chucho” Sanoja Falleció el 11 de diciembre de 1998.

Por Carlos Molano Gómez
Encuentro Latino Radio
Bogotá - Colombia