Da clikc aquí para escuchar

Escúchenos en Vivo...

BARBARITO DIEZ.-LA VOZ DE CRISTAL

Al referirnos al Danzón, considerado, como el género que proviene de la union de la Contradanza Cubana, y de esa primera manifestación vocal autóctona de Cuba, conocida como la habanera; marcado por los procesos sociopolíticos migratorios desde Haití con los pertinentes asentamientos de las colonias francesas, nos encontramos con un movimiento que revoluciono el ambiente musicocultural del Caribe; que sin duda abre el camino para el desarrollo de variadas y apreciadas formas de expresion.




Del Danzón se deriva el DANZONETE, o DANZON CANTADO, siendo inevitable considerar algunos nombres que se convierten en sus principales cultores, como Paulina Álvarez, Pablo Quevedo, Abelardo Barroso, Fernando Collazo, y el que hoy concita nuestra atención el señor BARBARITO DIEZ JUNCO. 

Nace BARBARO, en el batey del antiguo central azucarero San Rafael de Jorrín, en el municipio de Bolondrón, provincia de Matanzas, el cuatro (4) de diciembre de 1.909

Antes de cumplir los cuatro años sus padres doña Salustiana del Junco y de la Mercedes y don Eugenio Diez se trasladaron al Central Manatí de la región central del país, en razón de la expansión de la industria azucarera de principios de siglo, ya que don Eugenio, era un obrero agrícola dedicado a las labores de la zafra. 

Su infancia transcurrió en los bateyes azucareros, ayudando a las labores de su padre quien quería que Bárbaro fuese mecánico y su hermano sostenía que debía ser sastre, pero su gusto por la música termino por dejar sin razón a los dos, desde muy niño en aquel perdido pueblo, estaba pendiente de las victrolas, del canto en la escuela donde empezaba a gozar de algunos admiradores y del más reciente trabajo de Miguel Matamoros que para aquel entonces era popular en toda Cuba.. 

Su comienzo en la música, está marcado por una curiosidad, llego al central un señor de Manzanillo, el guitarrista Carlos Benemelis, buscando un cantante, un amigo de Bárbaro le avisa, se presenta y es aceptado, días después hace su debut en el Teatro Manatí y luego en el puerto. 

Cuando la crisis económica del Machadato, siendo Presidente el general Gerardo Machado Morales (1.925-1.933), Bárbaro, regresa con su familia a la Habana, ya con veinte años, siendo su primer empleo en la capital el de peón de albañil, hasta que un amigo le presento al músico y compositor Graciano Gómez y a Isaac Oviedo quien dirigía el Sexteto Matancero, Oviedo es considerado uno de los mejores tresistas cubanos de todos los tiempos (Junto a Niño Rivera y Arsenio Rodríguez). 

Graciano le oyó cantar, le pregunto que si estaba libre y le ofreció que se vinculara en la conformación de un trío, comentaba Bárbaro que de inmediato dio el sí, pero que hasta ese momento no podía creer que alguien pudiera vivir de lo que producía la música; con Graciano e Isaac, nació una hermandad por el resto de sus vidas, formando tríos, cuartetos, quintetos, sextetos, septetos. 

Se reunían permanentemente en el café Vista Alegre (ya desaparecido), donde concurrían músicos y compositores de la época, entre otros, don Sindo Garay, alumno aventajado del sastre y compositor Santiaguero Pepe Sánchez, creador en 1.883, del histórico TRISTEZAS, considerado el primer bolero que registra la historia musical cubana o UN BESO como se le denomino en México en 1.907, grabado por el dúo Abrego-Picazo).

Se dice que en Vista Alegre se dio vida a muchas de las mejores composiciones de la música cubana de aquella época, situado en San Lázaro y Belascoaín, convirtiéndose este lugar en el que marcaría la vida de Bárbaro, pues es allí, donde conoce a otro habitual cliente del café; el maestro Antonio María Romeu. (1.876-1.955), conocido como: "El Mago de las Teclas". 

El maestro Romeu, había fundado su orquesta de danzones en 1.910, siendo parte de la misma el flautista José Antonio Díaz, El trompeta Julio Cueva y la potente voz de Fernando Collazo (1.909-1.939), recorriendo los principales salones de baile, interpretando números como El Manisero, Mama Inés, La Rebambaramba... 

Collazo, conocía todos los secretos del canto, participa junto con Yolanda González, en el estreno del primer corto musical sonoro realizado en Cuba, creado y dirigido por Emilio “Neno” Grenet, llamado “Maracas y Bongo”. 

En 1.939. El pianista y compositor, Antonio María Romeu, triste llega al café, pues acababa de enterrar a su amigo y compañero Fernando Collazo, quien se había suicidado; preocupado por demás con la sustitución del inolvidable vocalista. 

Es Graciano quien le dice, Antonio, yo tengo conmigo un muchacho de Manatí, que estoy seguro puede sustituir a Collazo; aun no muy convencido Romeu le hizo una prueba al día siguiente, constatando sus extraordinarias dotes de cantante, lo vincula de inmediato a la Orquesta. 

En las presentaciones radiales, le dijeron que Bárbaro era un nombre muy fuerte, de ahí surgió “BARBARITO”, la denominada "Voz de Cristal" de Cuba. 

Es oportuno contarles que Fernando Collazo, había nacido en San Antonio de los Baños en 1.902, compartió su trabajo en sus primeros años en las tabacaleras, como cantante de trovas. A los 17 años organiza su primera agrupación conocida como Sexteto Cuba, donde interpretando la guitarra, hacia la segunda voz, en los cuatro años de duración del grupo, logra especial reconocimiento de la sociedad Habanera. 

En 1.930, Collazo (En la foto), se vincula como primera voz de la Orquesta Gris, la cual era dirigida por el pianista Armando Valdés Torres y contaba con el flautista Antonio Arcaño, quien venía procedente de la Orquesta de Armando Valdespí (La Gris, además de Arcaño, contaba con Orestes López en el Violonchelo), en ese mismo año viaja con Valdespí a Nueva York, graba con la Orquesta de Enrique Bryan y a su regreso a Cuba graba a dúo con Claudio García con la Orquesta de Antonio María Romeu, continua sus actuaciones con la Orquesta Gris hasta 1.934, viajando a París, siendo reemplazado por Miguelito Valdés. 

A su regreso en 1.936, forma la Orquesta que llamo "Maravillas del Siglo", cantando hasta 1.937 con Antonio Arcaño, quien al independizarse, forma "Arcaño y sus Maravillas", Collazo hasta 1.939 fecha de su misterioso suicido hace parte de la Orquesta de Antonio María Romeu. 

En los bailes y presentaciones orquestales, un músico que interpretaba el cornetín, se encargaba de ampliar o alargar hábilmente las danzas, razón por la cual se empezó a denominar a esta forma musical: Danzón. 

Es el sastre y compositor Matancero Miguel Failde Pérez (En la foto) (Dic 23 de 1.852- Dic 26 de 1.921) el creador musical del danzón, lo estreno el primero de enero de 1.879 con el numero “Las alturas de Simpson” (Como un homenaje al populoso barrio del mismo nombre; es oportuno decir, que fue este el tema reconocido mundialmente, pero Failde quien interpretaba el cornetín, tenia listos otros danzones como: Las quejas, La ingratitud y El delirio).

En el Liceo de Matanzas donde se reunía lo más granado de la sociedad de aquel entonces, los contradictorios conceptos, de tipo moral y religioso que movían la naciente sociedad de la época, crearon limitaciones en su difusión, luego lo lleva a la Habana, donde se baila por primera vez en una reunión familiar, allí, se encontraba el célebre profesor y Trombonista don Raimundo Valenzuela, quien le dio su aprobación y lo acogió como baile típico cubano. 

El danzón, es un género bailable instrumental, nunca fue cantado por algún miembro de la orquesta, sino tarareado por los bailarines; La orquesta con influencia francesa (Charanga francesa), estaba compuesta generalmente por violines, flauta, cornetín, contrabajo, pailas, guiro y claves. 

El flautista Matancero, Aniceto Díaz, (1.887-1.964) quien había pertenecido a la orquesta de Failde, toma elementos del Son y del Danzón creando El Danzonete en 1.929, a diferencia del anterior era un genero además cantable, lo que origino que las orquestas asimilaran un cantante para tal efecto. 

Se destacaron como cantantes de este género ó Danzón cantado: La Emperatriz del Danzonete, Raimunda Paula Peña, conocida mundialmente como Paulina Álvarez (1.912-1965), Fernando Collazo (1.909-1.939), con la Orquesta de Romeu, Abelardo Barroso (1.905-1.972), con la sensación; la voz de la Típica de Belén Puig, Pablo Quevedo (1.907-1.968), Joseito Fernández (1.908-1.979), creador de la Guantanamera, inocente canción compuesta a los veinte años de edad, para cortejar a su novia con quien se había peleado y nuestro BARBARITO DIEZ. 

El primer Danzonete estrenado en el Casino Español de Matanzas en 1.929 se llamo “Rompiendo la rutina”, vocalizado por Arturo Aguiló, vinieron otros danzonetes como: “La zona Franca”, “El trigémino”, etc. Al vincularse BARBARITO a la Orquesta de Romeu, con quien permanece cerca de diecisiete años, cantando danzonetes, continua con el conjunto de Graciano cantando boleros y sones. 

Con la orquesta de Romeu adquiere gran popularidad tanto en Cuba como en el exterior, graban temas tales como: Las Perlas de tu Boca, La Mora de Elíseo Grenet, Flores Negras de Sergio de Karlo, Capullito de Alelí de Rafael Hernández, Veinte años de María Teresa Vera, Mercedes, Longina, Aurora y Santa Cecilia de Manuel Corona, Lagrimas Negras, Juramentos, Son de la Loma, La mujer de Antonio, El que siembra su maíz de Miguel Matamoros, Muñeca de Cristal, Aquella Tarde, Se fue de Ernesto Lecuona, Cuba y sus Misterios, Dos Lindas Rosas, Se va el Dulcero de Rosendo Ruiz, El Erial, de Sindo Garay, Mujer, Enamorada de Agustín Lara, Allí donde tu sabes, Ya nunca más, de Luis Marqueti, Mi Santa Bárbara, Habanera Ven, Te acuerdas en la floresta de Graciano Gómez, Te quiero dijiste de María Joaquína de la Portilla de Grever “María Grever”, Tres Lindas Cubanas, Linda Cubana, De París un Caballero de Antonio María Romeu, Que noche tan Linda de BARBARITO y Romeu... 

Cuando el 18 de enero de 1.955, fallece el maestro Romeu, a sus 79 años, asume la dirección de la orquesta, denominándose a partir de allí. “BARBARITO DIEZ Y SU ORQUESTA”, también grabo con las Orquestas de José Piedra, de su arreglista Pedro Hernández, y la Orquesta de Bebo Muñoz, la última grabación conocida la realizo con la Orquesta de Guillermo Rubalcaba, en la que también interviene el cantante Cubano José Antonio Tenreido y Gómez "Tito" Gómez. 

Casado con Leonor Córdoba, siempre rechazo la bebida, el café y el cigarrillo, siendo su lema el no excederse, decía que en el escenario era una especie de maniquí que canta, no bailaba, no gesticulaba, no hacia chistes, no trataba de agradar al público por otra vía que no fuera el canto, 

Sostenía que en una oportunidad en una presentación televisada le dijeron que se moviera, que hiciera gestos, su respuesta fue, “Canto o bailo no suelo hacer dos cosas a la vez”. 

En 1.990 sufre la amputación de sus extremidades inferiores se vincula a la nómina Celestial producto de una lucha prolongada con su diabetes el 06 de mayo de 1.995 a la edad de 86 años. 

Fuentes consultadas: 

 • Ciro Bianchi Ross. “Cara a cara con Barbarito Diez”. Cuba INternacional (La Habana) (131); 44-46; octubre de 1980; “Ganas de hablar con Barbarito”. La Nueva Gaceta (La Habana) (9-10): 12-15; 1993. 
 • Orlando Castellanos. “De viva voz Barbarito Diez”. La Gaceta de Cuba ( La Habana) (4): 28-31; julio-agosto de 1995. 
 • Mayra A. Martínez. “La realidad y el recuerdo de Barbarito Diez”. Revista Revolución y Cultura (La Habana) (90): 6; febrero de 1980
La música cubana a través del Buena Vista Social Club.- Carlos Molano Gómez
 
Carlos Molano Gómez
Bogotá - Colombia
Derechos Reservados de Autor