Da clikc aquí para escuchar

Escúchenos en Vivo...

ANTONIO ARCAÑO.- DEL DANZON AL MAMBO

Al referirnos a este eximio flautista, queremos reconocer, el marco de influencia y legado musical que hoy es motivo de análisis, por su virtuosismo, su influencia, el entorno musical en el que se dio la participación de músicos que adquirirían luego de su paso por su Danzonera reconocimiento internacional y hasta los niveles de controversia que aun hacen parte de los diferentes auditorios entre investigadores, coleccionistas y melómanos. 





Para el 29 de diciembre CINCO años atrás registramos el centenario del nacimiento en la Habana, Cuba de ANTONIO ARCAÑO BETANCOURT, Formado académica y musicalmente en Regla (Región que nos recuerda a Roberto Faz) y Guanabacoa (Que nos recuerda a Lecuona, Rita Montaner, Bola de Nieve y Nelo Sosa..), ambas muy cerca de la Habana, su familia siempre soñó que Arcaño se convirtiera en medico, pero las condiciones económicas no lo permitieron, su primo José Antonio Díaz Betancur, acomete la formación musical de Antonio complementada por don Armando Romeu, hermano de Don Antonio María Romeu y la flauta mágica de don Francisco Delabart; sus tres improvisados maestros fueron luego músicos de la Orquesta de don Antonio Maria Romeu. 

Con 19 años de edad, hace parte de una agrupación conformada entre otros por el pianista Silvio Contreras, el violinista Miguel Valdés, el trompetista José Ramón Vives, el saxofonista Remberto Betancourt y el contrabajista y pianista Orestes López. Lo subrayamos por la importancia que la amistad de Arcaño con la familia López va generando en el tiempo (Coralia, Orestes, Jesús e Israel). 

Da un paso muy importante en su carrera, al vincularse como flautista a la orquesta del pianista Armando Valdespi, que tenía en el Violonchelo al polifacético Orestes López, y como cantante original a Joseito Núñez. Poco tiempo después Arcaño se vincula a la recientemente creada Orquesta Gris que conducía el también pianista Armando Valdés y tenía como cantante a Fernando Collazo. 

Para el 1935 el cantante Fernando Collazo que también había hecho parte de la Orquesta de Valdespi, se retira de la Gris y crea la orquesta “Maravillas del Siglo”, invitando al maestro Arcaño como Director y a Ulpiano Díaz como contrabajista, Virgilio Diago y Elizardo Aroche, en los violines y Oscar Pelegrin en el güiro 


Para el 1937 decide Antonio Arcaño iniciar un nuevo proyecto con Fernando Collazo creando la orquesta “La Maravilla de Siglo” con Jesús López al piano, Elizardo Aroche y Raúl Valdés, violín; Israel López (Cachao), contrabajo; Ulpiano Díaz, timbal, y Oscar Pelegrín, güiro. Al retiro de Collazo, Antonio Arcaño la renombra como le conocimos a través de los años “Arcaño y sus Maravillas”, época en que quedan atrás cantantes como Miguelito Cuni, René Marquez, René Álvarez, Rafael Ortiz "Mañungo", Gerardo Pedrozo, pues el maestro decide dejarla totalmente instrumental. 

Cuando llegan las presentaciones radiales en la estación Mil Diez, se presenta como “La Radiofónica de Arcaño”, participan entre otros: Félix Reina, Enrique Jorrín, Israel “Cachao” López, Orestes López y Gustavo Tamayo; que nomina espectacular. 


Para el cierre de la década se da la creación del danzón etiquetado como “Mambo”, que se atribuye a Orestes López, lo que por muchos años creo la controversia sobre la creación del género musical llamado “Mambo”, situación que hoy se viene aclarando cada vez más y se atribuye en realidad al genial Arsenio Rodríguez. Este será tema para compartir en un próximo escrito amplio y especifico. 

Efectivamente para los años cuarenta introduce la tumbadora a su agrupación Danzonera la que interpretaría Eliseo Martínez, pero como lo reconocería el propio Arcaño su instrumentista aprendió los golpes básicos del hermano de Arsenio Rodríguez que con la anuencia de este último le enseño las bases “A El Colorado” como se conocía a Martínez tumbador de Arcaño. 

Su Danzonera fue en consecuencia cuna de grandes músicos como Israel López “Cachao” una luminaria que alcanzo reconocimiento mundial, Enrique Jorrín creador del Chachachá, cuando integro la orquesta de Ninón Mondejar, Félix Reina que anduviera con José Fajardo y luego de su tormentosa separación creara las “Estrellas cubanas”, Miguelito Cuní todas una celebridad en el campo del Son, que hiciera parte del conjunto todos estrellas de Arsenio y luego con Felix Chapottin 

A partir de la década de los cincuenta Arcaño se convierte en generador de formación musical de las nuevas generaciones, dentro de los cuales recordamos al gran Joaquín Oliveros.

Dedicado a la docencia y retirado, se especulo mucho sobre su inhabilidad para interpretar la flauta por una lesión en el labio, tema que también toco al Abogado y flautista Belisario López Russi. Arcaño, convertido en uno de los mayores difusores del danzón en cuba falleció el 18 de junio de 1994, sus restos fueron inhumados en la cercana población de Regla que lo acogió en su infancia y registró el nacimiento del gran Roberto Faz Monzón.

FUENTES CONSULTADAS:

Leonardo Acosta. Del tambor al sintetizador [2da. ed.].Editorial Letras Cubanas 1989 
Reflexiones y vivencias Senén Suarez Hernández 
Luis Tamargo y Emilio Vandenedes. «Antonio Arcaño». Latin Beat (New York) (8): 20-21; octubre de 1993. 
Fabio Betancourt Álvarez. Sin clave y sin bongó no hay son. Antioquia, Editorial Universidad de Antioquia,
Diccionario enciclopédico de la Música cubana .- Tomo 1 Paginas 65 y 66

Por Carlos Molano Gómez
Bogotá - Colombia
Derechos Reservados de Autor