Da clikc aquí para escuchar

Escúchenos en Vivo...

CIENTO UN AÑO DEL NATALICIO DE BILLO FRÓMETA.- PARTE No 3

PERIODO 1958 - 1988 

LOS MELÓDICOS – CUBA 

Un confeso admirador suyo el empresario, Rafael Renato Capriles Ayala, “Renato Capriles”, quien asistía a los bailes de la orquesta Billos Caracas Boys y seguía su carrera musical; en vista de las circunstancias, le expone a Billo su interés de crear una orquesta bajo su supervisión, apoyo con sus composiciones y arreglos, llegan a un acuerdo y se inicia la conformación de la orquesta en el 1958, la que haría su debut a partir del 15 de julio de 1958, teniendo como cantantes a Víctor Piñero y a Germán Vergara, nacen “Los Melódicos de Venezuela”. 

El maestro Billo, recibió una invitación para grabar en Cuba, por parte de la disquera Venevox, de lo cual informo a Renato; sin embargo este último le recriminó a Billo, que si él se llevaba los arreglos darían por terminada la relación comercial que habían instaurado con el nacimiento de los Melódicos y así sucedió. 



Billo emprende viaje a Cuba, donde cuenta con el apoyo de Bebo Valdés, con quien se producen dos larga duración el primero “Ritmo Sabroso”, con las voces del Indio Cruz y Norberto Morales y el segundo “Este es Bebo”, con la voces del Indio Cruz y en los coros Alfredo León y "Puchungo" Fernández; hermano Joseito Fernández; en los tiempos del “El Negro Vivar y Chocolate Armenteros. Y con la orquesta de los Hermanos Castro, pero bajo el nombre de LA BILLO’S CARACAS BOYS

Quedan para la nostalgia cuatro (04) larga duración, con las voces de Candita Vásquez, Víctor Piñero, Magdalena Sánchez, Adilia Castillo, Olga Teresa Machado y Héctor Murga, los cubanos Carlos Díaz el de la Casino de la Playa y el montunero Pío Leiva, y su paisano Alberto Beltrán. En los Estados unidos graba un especial trabajo junto a Alfredo Sánchez Luna “Alfredo Sadel”. 

Para el 13 de julio de 1959, trabaja nuevamente con Billo con una voz más cuajada y melódica el gran Ernesto Negrito Chapuseaux basta escuchar “La Burrita de Petare” en su voz;desarrollan un larga duración que titularon "Tres viejos amigos" junto a Simó Damirón, la orquesta se organizo para la grabación realizada en suelo estadounidense por los estudios de la casa grabadora Beltone Recording Corporation y nombrada como "La Billos Caracas Boys".


Para el 1959, se registra una extraordinaria grabación de "La Billos Caracas Boys", con el cantante del Brasil Milton do Santos Miltiño, álbum que incluye el tema "Cuando estemos viejos", el trabajo grabado por SONUS, de propiedad del chileno Don Osvaldo Gómez (El Indio Araucano), y de los venezolanos Johnny Quiroz y Alfredo Sadel,  fue reeditado para el 1976, ya convertida en la disquera DISCOTECA CA, bajo licencia del sello Billo seriado BLPS -555 /100 -28521, al que identificaron como "Doctores en ritmo"; sin que hayamos podido precisar el mes;  igualmente se ha dicho que el trabajo, fue grabado en el Brasil bajo la dirección de  Roberto "Pocho" Pérez Izzi, información que tampoco precisamos.


UNA NUEVA HISTORIA 

Después de treinta y dos meses de una sanción inexplicable, motivada más por una rivalidad y celo profesional, esta es revocada con participación estatal y el 18 de mayo de 1960, el maestro es notificado que puede volver a trabajar en Venezuela. 

El maestro Billo, se da a la tarea de reunir nuevos músicos y crear una nueva orquesta la que es llamada por el propio maestro como su “Tercera República”, la que se estrena en el mes de julio de ese año, integra dos cantantes zulianos, exponentes del sabor Maracucho de Venezuela, fueron ellos, el jovencito Felipe Pírela, que venía de trabajar con Jorge Beltrán director de la orquesta los Peniques en donde también actuaba el gran cantante Víctor Piñero, junto a Chico “Sensación” Salas, Ada Vizuet y Tony Izaguirre; lamentablemente con poca oportunidad. Con los Peniques había registrado sus dos primeras grabaciones bajo los títulos: "No sufras corazón y "Entre copa y copa"; Felipe Antonio Pírela Morón quien ya contaba 19 años de edad. Debuta con la orquesta el 02 de julio de 1960. El 10 de julio sale al mercado su primer 45 rpm con las piezas por una cara interpretando Pirela el bolero "No vale la pena" del cubano Orlando de la Rosa" y por la otra cara "El Pájaro Chogui" interpretada por "Cheo" García, pieza que después de muchas discusiones, admite la autoría del argentino Guillermo Breer Taboada. 

Y un cuajado cantante, esplendido exponente de la guaracha, el señor “Cheo” García. "Cheo", se convierte en bastión de la aceptación de la orquesta, por su facilidad para interpretar la Guaracha, que años atrás le había correspondido al Cubano Manolo Monterrey, “El Ciclón Antillano”. 

Llega una histórica composición, construida al mejor estilo del más raizal de los llaneros venezolanos el tema “Toy Contento”. - “Toy contento yo no sé qué es lo que siento/ voy saltando como el río, como el viento/ como el colibrí que besa la flor por la mañana/ como paraulata que deja su canto en la sabana... 

Tema que se estrenó en dos vías por el cantante Mario Suarez con arpa cuatro y maracas y con la orquesta de Billo con el cantante que venida de los peniques de Jorge Beltrán don José Rafael García Añez “Cheo García”; presentándolos, ante la televisión venezolana el jueves 7 de julio de 1960, en el programa “Esta noche Billo”, conducido por Paula Bellini y Henri Altuve Acompañan al maestro Cecilio Compres y el recién llegado su compatriota Porfi Jiménez quien le acompaña por breve tiempo.

Luego, a finales de 1961, se une un tercer cantante Joe Urdaneta, este periodo se convierte en el de mayor reconocimiento comercial de la orquesta, que hasta nuestros días genera la mayor recordación, con las salida de Felipe Pírela ingresa en su reemplazo José Luis Rodríguez a quien conociéramos como “El Puma” y al retiro de Urdaneta, se une una voz que haría una de las más grandes parejas vocales en la orquesta, al lado de Cheo García, nos referimos al señor Guillermo Enrique Morales Portillo “Memo” Morales, quien ingresa a la orquesta el 01 de julio de 1964, laborando hasta el 1976. 

En diciembre de 1964 La Billos caracas Boys, viene a Colombia, llegan a Cali, como invitados especiales de lo que en ese momento se conocía como La feria Internacional de la Caña de Azúcar, Otra orquesta de primerísimo nivel que se presento en el evento ferial fue la de los Afocubanos de Bauza y Machito, presentando el espectáculo Music Hall de Nueva York, actuando también en el Gimnasio Olímpico, La caseta las Américas y en el Club Campestre. 

Llegan éxitos de esta Tercera República: “La Vaca Vieja”, que ha quedado claro que NO ES DE LA AUTORIA de Clímaco Sarmiento sino de Joaquín Marrugo; “Tres regalos” de Billo, “Pájaro Picón” de Eliseo Herrera, Perfume de Rosas; , “Al Paso” de Davilita; “La Flor del Trabajo”, “La Negra Leonor”, “El Caballo Alazán”, “Pa’ Maracaibo Me Voy” (de su autoría), “Tres Perlas”, “No Hay Quien le Gane (al Magallanes)”, “Santa Marta, “Bacoso”, Barranquilla y Cartagena”, “Los Cadetes”, “Canto a Caracas”, “Ariel”, “El Profesor Rui Rua”, de Mariano Mercerón; “El Brujo”, “Cumbia Caletera”, “Que linda”, “Si Yo Tuviera una Novia”, Millonarios será campeón, “Mi Cali bella”, “Palmira Señorial”, “Yolanda”, “Rumba Rumbero”, de Miguelito Valdés, “El Yoyo”, “Gaita con Billo”, ”La Butifarra de Pacho”, “El Minero”, “Ocho días”, “Paisaje”, Cumbia Caletera”, “Carmen de Bolívar”, “El Caballo Pelotero”, “Acangana”, estas dos últimas interpretadas por el Gran Combo de Puerto Rico en los tiempos de Roena y Montañez; “La Pachanga” de Eduardo Davinson; “La Comparsa de Ernesto Lecuona”, “Solamente una Vez”, “Mambo Moruno”, “Juanita Bonita”, “Fantasía Moruna”, “Rumores”, “Fantasía Moruna”, Zambra de mi Soledad”, “Buscando la Melodía”, “Vironai”, “Amarillo Limón”, “Mil Cosas”, “El son se fue de Cuba", interpretado por Felipe, que tajo problemas con el partido comunista de Venezuela, “Amor de mis amores”, “Faltabas Tu”, y un sinnúmero de éxitos más. 

En el 1971 ingresa a la orquesta uno de los cantantes de mayor permanencia en la misma Ely Méndez. Después de 21 años llenos de éxitos se retira Cheo García, pasan por la Billos Caracas Boys, voces como Nelson Henríquez, Rafael Araque, Humberto Zárraga, Rafa Galindo (llega a su tercera república), Gustavo Farrera, Oswaldo Delgado, Raúl Mora, Ender Carrullo, Erick Franseschi, Jesús Morao, Renzo Lares, Jesús Whetel, Jorge L. Suárez, José (Cheo ) Mijares, Wolfang Perdomo, Milton Pereira, Mario Rocco, Franklin Sánchez, Gonzalo Martínez, Jesús Briceño, Abraham Casanova, José Martínez, José Lugo… 

Para el mes de diciembre de 1987, se realizó un especial homenaje al maestro, con motivo de la celebración de los 50 años de su llegada a Venezuela, organizándose una gran fiesta la denominaron "La noche del gran salón"; donde estuvieron además de sus intérpretes activos, varios de sus ex cantantes, como Víctor Pérez, Manolo Monterrey, sus connacionales Simón Damirón, Wilfrido Vargas y los venezolanos Oscar D´ León, Simón Díaz y Renato Capriles, entre otros, La orquesta estuvo dirigida por su hijo Charlie Frometa; esta inolvidable presentación dio como resultado la grabación de un álbum doble en vivo que hace parte de incunable pieza de colección. 

Luego de 50 años de música en Venezuela, se le había encomendado una misión, que no era otra cosa que un homenaje a su trabajo de tantos años; dirigir la Sinfónica de Venezuela, en el Teatro Teresa Carreño, un privilegio a sus 73 años, convertido en realidad, al entrar al ensayo aquel 27 de abril de 1988, fue sorprendido con un apoteósico aplauso, que genero al maestro Billo, que sufría de tensión alta un accidente cardiovascular; se le formo un coagulo, que se alojó en su cerebro, ejerciendo gran presión sobre el tallo cerebral, fue sometido de urgencia a una cirugía que duró tres horas y media, siendo confinado de la unidad de cuidados intensivos, tristemente, el cinco (05) de mayo de 1988, su humanidad no aguanto, le sobrevino un fulminante ataque cardíaco, que se nos llevó a las nueve de la noche al maestro Billo. 

Más de 10.000 personas desfilaron ante el féretro, mientras impávida un pequeña mesa exhibía las condecoraciones obtenidas por el maestro: Orden al mérito del trabajo a primera clase, Orden Francisco Miranda en segunda clase, Orden del gobierno del distrito federal, Orden Cecilio Acosta en primera clase,, Orden Diego de Lozada en primera clase, y orden otorgada por el clero de Venezuela; le acompañaron el Gobernador del distrito federal Ignacio Ramírez Torres, la secretaria privada de la presidencia de la república Dra. .Blanca Ibáñez, el Ministro de Relaciones exteriores José Ángel Ciliberto, El ministro de Justicia Pedro Antonio Torres; Tal como sucedió en su tierra natal como miembro honorario del cuerpo de bomberos fue asistido por la banda marcial de la policía metropolitana y a banda de Bomberos de Caracas, quien a través de un solemne acto otorgo al maestro la orden “Héroes del Silencio”. 

En una despedida multitudinaria, el féretro salió de la Funeraria a las 2:45 de la tarde del día 06 de mayo, hacia la Avenida General Rafael Urdaneta y luego por varias avenidas de Caracas en donde también había personas alrededor para aplaudirlo por último vez mientras era conducido al cementerio. 


Durante el recorrido se escucharon durante el cortejo las estrofas del “Alma Llanera”; ya en Concejo Municipal se interpretaron las notas del “Canto a Caracas”. Se cumplió una formalidad, se nombró Luis María Frómeta Pereira, como hijo adoptivo de Caracas. 

Increíblemente un mes y medio antes de su deceso realizo una de las presentaciones históricas con su orquesta en las Islas Canarias de España; imponiendo un récord Guinness, al efectuar un baile con más de 250.000 personas se agolparon alrededor de la Plaza España, en los carnavales. 

Le había prometido al pueblo, a sus organizadores y en particular al gobernador de la Isla volver para el 1989, lamentablemente no ocurrió así. 

Indudablemente que la orquesta a partir de este aciago 1988, continuo haciendo presentaciones, manteniendo la marca vigente, hasta épocas recientes; en una consideración respetuosa, los intereses de orden personal y la diferencias que estas cosas jurídicas traen consigo, la orquesta, es sujeto de diferentes esquemas que no nos permiten llevar más allá, lo que desde la distancia consideramos: “La Tercera república”, se fue con el maestro Billo. 

Para dar una imagen de lo que llego con la partida de Billo, tan solo seis días después de su fallecimiento, uno de los hijos secretamente en compañía del señor  Temo Pérez , solicitó  secretamente el nombre de la marca Billo’s para uso y beneficio propio, inex­plic­a­ble­mente, se le con­ce­dio y allí empezó una batalla que tan solo termino 15 años después, acreditando derechos de uso a todos los legítimos herederos; hoy para contratar la orquesta es necesario hacer uso de un bueno abogado, luego allí, ya no hay tercera república...!!! .


Con certeza quedan muchos tópicos por tratar, los que estaremos incorporando paulatinamente a este artículo, que solo pretendió mostrar una semblanza de la vida de Billo, como producto de la admiración que por tantos años ha generado a su autor. 


Fuentes: 

MARTÍNEZ Galindo Román. ¡Epa Isidoro!, confidencias coincidentes con Billo, Vadell Hermanos Editores, Valencia 2001 
MARCANO Ángel. Billo Frómeta, biografía musical, Alter Libris ediciones Caracas 1998. 
LINARES Carlos Delgado. Billo solamente Billo, Ediciones Namar Caracas 1998. RODRÍGUEZ Lil, Bailando en la casa del trompo, Fundación Editorial El Perro y la Rana. Caracas 2007. 
Lisbeth Rivero. Billo Frómeta, su vida, sus amores, sus pasiones, sus éxitos y sus canciones. Grabados Nacionales, C. A., La Victoria, estado Aragua, 1988 Carlos Guzmán y Eduardo Guzmán. 40 años con Billo. Talleres Tipógraficos Norte, Caracas 1978. 
María Carmen Camacho.- Para despedirte a ti maestro Billo 
Héctor Bermúdez G. La música inmortal de Venezuela 
El autor.- Discografía de la orquesta.

Por Carlos Molano Gómez
Bogotá - Colombia
derechos reservados.