Da clikc aquí para escuchar

Escúchenos en Vivo...

BOBBY COLLAZO.- LA ULTIMA NOCHE

Hemos concluido en más de una ocasión que a pesar de escribirse muchas canciones en oportunidades nos hemos encontrado que basta una para da a conocer en el mundo entero a su autor y lograr el éxito, es el caso de un habanero de nombre Roberto Cecilio Collazo Peña. Y artísticamente como Bobby Collazo. Compositor, pianista, orquestador, director y actor, nacido el 22 de noviembre de 1916, es decir que estamos de CENTENARIO; lo recordamos igualmente el pasado  09 de noviembre pues fallece en la fecha en el 1989 en la ciudad de Nueva York 

Se inicia musicalmente en el 1940 en un concurso organizado por la emisora RHC cadena azul de Amado Trinidad, donde participa con la canción “Rumba Matumba”, que fuera grabada luego, entre otros por Myrta Silva y Miguelito Valdés, ocupando el segundo lugar; luego obtiene el aval del maestro Ernesto Lecuona que lo lleva al Teatro Encanto donde presenta dos piezas de su autora: “Luna de Varadero” y “Tenía que ser así”. 

Luego llega a la estación CMQ, donde desarrolla un programa bajo su conducción actuando en el piano presentando obras suyas que eran interpretadas por artistas que ya descollaban por aquel entonces; se acuerdan de “Lejanía” la interpretación de Rolando Laserie, “Para que vivir” interpretada entre otras por Olga Rivero. 

Para el 1946, en su viaje a México, con Julio Gutiérrez, se origina la composición a la que nos referimos en nuestro encabezado: “La Ultima Noche”, que en muchos casos se ha versado con título “La última noche que pase contigo” , pero en esta oportunidad como ha pasado con otras canciones cuando de autoría se trata, aparece en escena un nota que da un giro a la autoría de esta ´pieza en cabeza de BOBBY COLLAZO, por claridad transcribimos la entrevista concedida por quien argumenta ser su autor; es decir de la letra producto de su propia vivencia cuando contaba cerca de 18 años , al momento de la entrevista concedida a Luis Hernández Serrano, era un hombre de 85 años; a la letra dice:  

El compositor y cantante Orlando Leopoldo Rodríguez Fierro, coautor de una de las canciones románticas cubanas que más se ha escuchado en el mundo, La última noche que pasé contigo, ha vuelto a la escena, tras 20 años de ausencia. 

Su nombre artístico es mucho más breve: Orlando Fierro, (En la foto) y ahora nos cuenta la verdadera historia de ese número musical. 

“Yo escribí la letra. La música, en 1946, se la puso el pianista Bobby Collazo, pero todo el mundo piensa que él es el único autor. En verdad me dijo que iba a inscribirla a nombre de los dos, como era justo, pero no lo hizo así y la registró completa como de su autoría, lo que no me molestó nunca, porque éramos muy amigos y yo lo quería mucho”. 

INSPIRADA EN UNA HABANERA 

“Para redactar esa letra me inspiré en una joven habanera llamada Manuela. La conocí cuando yo realizaba el primer trabajo de mi vida, como portero del cine Renacimiento, situado en 15 y 14, en el Vedado, hace muchos años demolido. Podría decir, valga la redundancia, que ella fue como un renacer para mí. 

“Tenía 18 años y era muy linda. Siempre iba a ese cine y desde que nos vimos nos enamoramos y nos hicimos novios. Sus padres tenían una florería en Zapata y 2.

 “Al cerrar la taquilla yo entraba a ver la película. Manuela era amiga de la novia de Mario, uno de los ‘acomodadores’ del cine, que era un buen amigo mío. 

“La chispa de esa letra tuvo un escenario campestre. Fuimos una noche al Bosque de La Habana y figúrese, éramos muy jóvenes y... ¡Pasamos un rato inolvidable! El tema se completó con lo que ocurrió después. 

“Noviamos un buen tiempo y en una ocasión quedamos citados para ese mismo lugar, pero, inexplicablemente, no acudió a la cita. Ella sabía que yo viajaría tres días después a México. Recuerdo que partí de la bahía de La Habana en el barco Emancipación, que navegaba desde la capital cubana hasta Veracruz. La busqué con la vista y vi cómo me decía adiós desde el muro del Malecón acompañada de Pepe, otro muchacho, amigo común“. 

Orlando Fierro vivía en 15 y 20, en el Vedado, cuando dio el primer beso de amor, precisamente a su novia Manuela, en el cine Renacimiento. 

“Fue mi primera novia y ante el embarque que me dio y los celos que sentí al verla con Pepe cuando me dijo adiós, escribí ese pequeño poema que a Bobby Collazo gustó tanto y enseguida le puso música. Yo, a estas alturas de mis 85 años, le agradezco que haya inmortalizado ese amor mío, y hasta le perdono que no haya dado crédito a mi letra, pero no puedo callar la verdadera historia, incluso por respeto a la noble Manuela. 

“Ella vivía en Zapata y 12, también en el Vedado, exactamente frente al cementerio de Colón. Era delgadita, muy graciosa. Más tarde se enfermó de tuberculosis y murió antes de 1959.

“Al regreso de mi viaje a México me buscó, hablé con ella nuevamente y me explicó que había faltado a la cita no por haberme traicionado, sino porque no se le había podido escapar a sus padres. Le enseñé el poema y también le gustó mucho”. 

A Fierro le tranquiliza pensar que ella conoció el poema, pero cree que nunca llegó a oír esa letra como un bolero famoso cantado por el mundo entero. Igualmente Fierro concedió entrevista a la Cadena Caracol de Colombia el 18 de noviembre de 2005, donde refiere la misma narrativa. 

En consecuencia bajo esta premisa Bobby Collazo seria el autor de la música y NO del tema completo; si podemos afirmar que la estrena Pedro Vargas en el 1947. 

También podemos decir al nombrar las obras de Collazo, que incesantemente le canto a la Luna, por ejemplo en sus composiciones: Luna de Camagüey, Luna de Copacabana; Luna de Quisqueya; Luna de Varadero; Luna de Yumurí; Luna gaucha y Luna mexicana; otra obras de su autoría fueron: Mi desgracia; Nostalgia habanera, Qué te has creído, Raro hechizo; Retornarás;, Tan lejos y sin embargo te quiero; Vivir de los recuerdos y Vocé me faz feliz. 


Grandes intérpretes de su música entre ellos: Olga Guillot; Xiomara Alfaro; Celia Cruz, Vicentico Valdés, Celio González, Fernando Albuerne, María Luisa Chorens, Rolando Laserie, Esther Borja, Elena Burke. En la foto con Vilma Valle integrante de las Mulatas de fuego.

Publicó el libro: "La última noche que pase contigo", para la editorial Cubanacán, Puerto Rico en el 1987, donde reseña la historia musical cubana entre el 1920 y 1960, por décadas, trabajo verdaderamente valioso para la historiografía musical cubana. Este pianista y compositor cubano, se despidió de este mundo el 09 de noviembre de 1989. PAZ EN SU ALMA

NOTA: El presente artículo está apoyado en parte por la nota de escrita por José Carbó Menéndez.