Da clikc aquí para escuchar

Escúchenos en Vivo...

LUIS ALFONZO LARRAIN.- MAGISTRAL

Es el momento de ratificar mi admiración por esa época de las grandes jazz band que interpretaron lo que hemos conocido simbólicamente como música tropical nacidas en la hermana República de Venezuela; con sonoridades que se quedaron en el tiempo y que hoy con cierta nostalgia muchos de nosotros hacemos sonar en tertulias musicales de familia y eventualmente cuando dando rienda suelta a nuestros egos las compartimos en tal o cual encuentro musical. 




Un músico que llamo poderosamente mi atención y del cual no se conoció por muchos años todo su aporte musical para Venezuela como para la América tropical, fue la del pianista Aragüeño Luis Ramón Alfonzo Larraín, de quien aun hoy encuentro divergencias en la escritura de su primer apellido “Alfonso” o “Alfonzo”; pues es pertinente que compartamos algo de su legado partiendo de lo que la historia nos cuenta como el hombre capaz de hacer frente a la orquesta dirigida por el dominicano Luis María Frometa Pereira “Billo” y que por sus logros fue convertido en “El Mago de la música bailable en Venezuela”. 

Es el mes de julio quien determina históricamente sus momentos culminantes; llega al mundo el 22 de julio del 1911, en la Victoria Estado de Aragua - Venezuela, fueron sus padres doña Ana Larraín Martínez y don Alejandro Alfonzo Pérez a quien Luis, pierde a la corta edad de siete años cuando corría el 1918, razón por la cual viaja con su señora madre a Caracas, llegando a residir al barrio La Pastora. 

Dentro de los grandes músicos hijos del Estado de Aragua, también debemos hacer referencia a los Hermanos Belisario, que a mediados de los años cuarenta cumplieron un papel fundamental en el desarrollo de la música bailable en Venezuela; eran ellos: Francisco Belisario trombonista, Pedro José Belisario Percusionista; Rafael Belisario Trompetista y Arnaldo Contrabajista, habían conformado la Orquesta de Los hermanos Belisario. Al disolverse la agrupación Pedro J. continua en solitario logrando un gran reconocimiento; su música es hoy motivo de búsqueda entre los coleccionistas.

Doña Ana, conjuntamente con la profesora Emma Briceño son quienes guían a Luis Ramón, por el campo de la música, en lo instrumental en el aprendizaje del cuatro venezolano y las primeras lecciones de solfeo y canto; lo que su señora madre no imaginaba es que estaba tratando con un adelantado de la música al punto que con tan solo nueve años ya se inicia en la composición; su primera canción, le es entregada a una reconocida cantante. 

Nos referimos a la habanera Pilar Pubillones, de quien se ha dicho que era española; en realidad era de padres españoles quienes habían llegado a Cuba con un circo que dirigían y que había logrado cierta notoriedad en la Isla, conocido como el “Circo Pubillones”; En consecuencia Pilar nace en el 1893 en Cuba. 

Ya Pilar con 24 años contrae nupcias, con el guitarrista español Guillermo Arcos, a cambio del tradicional “De”, decide adoptar este apellido como nombre artístico; se le reconoció a esta Cupletista en consecuencia como “Pilar Arcos”, es quien interpreta las primeras piezas creativas de Luis Alfonzo Larraín. 

Siendo un infante, conoce al compositor y director musical Carlos Bonnet (natural de Villa de Cura), quien se convertiría en su referente, como quiera que era director de las bandas Militares de Venezuela y para el 1930 llego a dirigir la primigenia orquesta de Radio Caracas Radio, desde su primera emisión; además de dirigir orquestas típicas; fue un formidable interprete y cultor del cuatro Venezolano. 

En el mismo 1930; el talentoso Músico, Compositor, Educador y Senador, procedente del Estado de Miranda, don Vicente Emilio Sojo, funda y dirige “La Orquesta Sinfónica de Venezuela”, apoya académicamente a Luis Alfonzo Larraín en sus estudios de armonía y composición. 

Con apenas quince años, crea su primer grupo musical fungiendo como cantante e intérprete del Banjo (1), acompañado de Rafael Uzcátegui en el Violín; Raúl Briceño en el Piano, Alberto Muñoz como Saxofonista y el Caraqueño Eduardo Serrano en la Batería, quien se convertiría en uno de los compositores más importantes de la música popular de Venezuela, seguramente el tema “Barlovento”, traerá recuerdos; pues es de la autoría del insigne compositor Eduardo Serrano; años después seria director de la Orquesta de la Radio Estudios Universo, luego llamada “Ondas Populares” 

Justamente Eduardo Serrano; Juanito Renau y Luis Alfonzo Larraín, fundan un trío al que llamaron “Los hijos de la noche”, nombre tomado de una composición de Serrano; pequeño modelo que actuaba de manera paralela al conjunto. 

Este precoz músico y director; con 16 años, decide ampliar el formato de su conjunto vinculando otros instrumentistas, jovencitos como él; entre los que se cuentan otro violinista el señor Heber Hernández, un nuevo saxofonista vinculando a Luis Eladio Guevara, una trompeta, nuevo instrumento en el grupo a cargo de Federico Ayesta, que haría parte de la Banda de la brigada militar numero uno, dirigida por don Carlos Bonnet y un guitarrista asignado a nadie menos que a don Antonio Lauro (2), este Bolivarense, seis años menor que Luis Alfonzo se convertiría en uno de los más connotados interpretes de la guitarra clásica, distinguido compositor y profesor de música en Venezuela, preso político durante el desgobierno de Pérez Jiménez, merece un capítulo especial dentro de la musical del país hermano, fallece en abril de 1986. 

A esta su primera orquesta, la bautiza como “Orquesta Flava”, lo que ocurriría en el 1928, actuando en el salón de baile el "Lion Doré". Obtiene la orquesta gran aceptación entre los jóvenes y en particular entre quienes no simpatizaban del gobierno del Gral. Juan Vicente Gómez Chacón, quien permaneció, en el poder por espacio de 27 años a partir de 1908. 

Es en ese 1928, que con el aval de Juan Vicente Gómez, se instaura la radio en Venezuela en amplitud modulada; dos años después, para el 09 de diciembre, la firma 1BC (1 Broadcasting Caracas), procedente de los Estados Unidos de propiedad de William Phelps se establece en Venezuela como la emisora YVIBC con programación hasta de 18 horas, en quien impone los dramatizados y cinco años después se convierte en la reconocida Radio Caracas Radio (RCR); siendo nombrados don Edgar Anzola como director de la radio y como subdirector el señor Ricardo Espina.

Esta Casa Radial, lleva a la “Orquesta Flava”, como orquesta de planta, siendo Luis Alfonzo Larraín su director; por la diversidad de la programación, se hace necesario acometer varios formatos orquestales para atender la parrilla de la estación; es por ello que se crean entre otras: Orquesta de conciertos, Sexteto de cámara, Orquesta de Jazz y una Orquesta de música popular bailable. 

Una vez más muestra sus dotes de descubridor de talentos, al crear paralelamente en el 1931, un cuarteto vocal conformado por Graciela Naranjo, virtuosa cantante que con apenas 15 años de edad, es invitada por Larraín a la radio Broadcasting Caracas; luego reconocida como “La Señora del bolero” en Venezuela; Ofelia Ramón, “La dulce cancionera”, como la presentó después el propio Luis Alfonzo Larraín con su orquesta; Enrique Alvarenga y Fidel Peters (3) 

Respetuosamente en nuestro sentir, la música popular bailable en Venezuela se parte en dos aquel 31 de diciembre de 1937 con el arribo al Roof Garden del joven Billo Frómeta y su novel orquesta procedente de República dominicana, para sustituir a la Orquesta Boricua conocida como Mingo y sus Whoopee Kids, en la que actuaba como cantante con apenas 18 años la Ponceña Ruth Fernández. 

Es importante anotar que la agrupación a la que pertenecía Billo, se conocía en República Dominicana como “La Santo Domingo Jazz Band; al salir de su país, para atender la presentación en Venezuela, es conminada por el Régimen de Leónidas Trujillo a cambiar el nombre por “La Trujillo Jazz Band”, los jóvenes al llegar a Caracas recibieron la sugerencia de los Hermanos Sabal de modificar el nombre con el cual finalmente se presentaron aquel 31 de diciembre de 1937, “La Billos Happy Boys. (4), nombre con el que trabaja y graba la orquesta hasta el 1939. 

En el 1937, Luis Alfonzo Larraín, con el bagaje como director de los múltiples formatos en la radio, se convertía en la más influyente en Venezuela; donde había acompañado a las principales figuras de la canción de Latinoamérica; decide dar el paso con su orquesta modificando lo que sería el nombre artístico que lo acompañaría por siempre nace “Luis Alfonzo Larraín y su Orquesta” (5), todos los miembros de su orquesta actuaban de Frac. (En la foto)

En 1939, Billo, infelizmente se ve afectado por el tifus, temiéndose por su vida, se consideraba inminente su fallecimiento, algunos de los músicos regresaron a Centroamérica, naturalmente, la orquesta se disolvió. 

En ese mismo año, Luis Alfonzo Larraín, fue distinguido por el locutor Alberto Blanco Uribe, con el seudónimo de “El Mago de la música bailable”; pasando por la orquesta grandes voces como: La del Valenciano Marco Tulio Maristani, quien en el 1931, fuera invitado a cantar en la radio, por Edgar Anzola, fue escuchado por Luis Alfonzo Larraín desde su casa, este le llama a la emisora y lo vincula de inmediato a la Orquesta; Graciela Naranjo (Madre de Alfredo Naranjo), fue sin duda una de las voces más solicitadas por aquellos años en Venezuela; había debutado con el cuarteto al que ya nos referimos y vinculada a la orquesta de Larraín para alternar con grandes voces venidas del exterior que eran invitados a actuar en la Broadcasting Caracas como: Carlos Gardel, Pedro Vargas, Tito Guizar, Tony Camargo, Jorge Negrete, Pedro Infante y Nat King Kole, Bobby Capo, Orlando Vallejo y Miguelito Valdés, entre otros. 

Otras de las voces femeninas fueron: Ada Alba, Carmen Chirinos, Flor Díaz, Hilda Salazar y en especial Elisa Soteldo, natural de Barquisimeto, quien se convirtiera en su primera esposa.(6) 

A partir de 1940, Billo ya restablecido recompone su orquesta, a la que a partir de allí se le conoció como “La Billos Caracas Boys”; invitando en su mayoría a músicos Venezolanos; a este periodo Billo lo llamó “Su Primera República” comprendida entre 1940 y comienzo del 1957; algunos de los músicos que le acompañan fueron: Sus paisanos Freddy Coronado y Cecilio Comprés, los venezolanos Pedro Luis Aponte, José Dolores Guevara y Ángel Briceño, procedentes de la Orquesta de Larraín; sus cantantes fueron para este periodo inicialmente Kuroky Sánchez y César Espin; luego dos leyendas de la vocal venezolana Rafa Galindo y Víctor Pérez. 

Se inicia una rivalidad musical y una amistad que perduró por siempre entre estos dos grandes músicos, manteniendo preferencia entre el público los llamados grandes salones atendidos por la Orquesta de Luis Alfonzo Larraín y los escenarios considerados más populares por la Billos Caracas Boys 

Dentro de las voces masculinas que actuaron con Alfonzo Larraín, se cuentan: Trino Finol que hiciera parte de la orquesta de Filo Rodríguez al lado de Kuroky Sánchez,; Juanito Renot, Elio Rubio (Cubano, cantante de planta en la década de los cincuenta); Leo Rodríguez, Mario Suarez, que había debutado en Radio Caracas Radio en los desfiles de Chesterfield el martes 23 de diciembre de 1947; con la presentación de sus dos primeras grabaciones el bolero “Pena Guajira” y el joropo “Adiós” en el mismo programa el día 27 se presentaría Néstor Chayres).

El Habanero “Kiko Mendive” (Cecilio Francisco Mendive Pereira) a quien Larraín acompañará en el 1956 para el programa que presentaba Mendive: “Media Jarra Musical”; El Cubano “Manolo Monterrey” (Manuel Dagoberto Alemán Monterrey) vinculado en el 1942; “Luisin Landáez” (Luis Felipe Landáez Requena) y Rafa Robles; los tres últimos pasaron también por la Orquesta de Billo; Monterrey entre 1947 al 1957; Robles y Landáez en la segunda república (1957 – 1958) 

En el último periodo de la orquesta después de haberse disuelto en el 1958; Luis Alfonzo la recompone en el 1959, teniendo una última vigencia hasta mediados del 1961, cuando decide retirarse definitivamente de la dirección orquestal para continuar con su casa de grabación “Los Estudios Larraín”; en ese periodo actúa como cantante principal el Maracucho “Memo” Morales (Guillermo Enrique Morales Portillo) durante los años 1959 y 1960; para luego ser vinculado en la “Tercera República” por el maestro Billo a su orquesta al lado de su paisano “Cheo” García (José Rafael García Añez). 

Además de las voces mencionadas fueron acompañados por la orquesta de Luis Alfonzo Larraín: Celia Caridad Cruz Alfonso (1949); El Cubano Orlando Vallejo y el mexicano Antonio Camargo Carrasco “Tony Camargo”; recordamos “Chin Chin Chibirin”; “Que hora es”; “La Tibia y el Peroné” con Tony Camargo; “Quédate Negra”, “La Mazucamba” con Celia Cruz en el 1948; “La Jaiba y el Cangrejito”; “Mi Palomita”; “Vamos a beber”, con Orlando Vallejo 

Es innegable que Luis Alfonzo Larraín fue un descubridor de talentos en su patria; por su orquesta además de los ya referidos, en diferentes momentos pasaron por su orquesta: dos de los más connotados trompetistas que han nacido en suelo venezolano: El Apureño Pedro Rafael Chaparro, que hiciera historia con la orquestas de Tito Puente, Tito Rodríguez y la de Ricardo Ray & Bobby Cruz; siendo trompeta de Luis Alfonzo tuvo la oportunidad de alternar en Venezuela con la Orquesta de Machito- Bauzá y sus afrocubanos y la insignia del Jazz Venezolano Rafael "El Gallo" Velázquez (Este último en el 1954); el trompeta dominicano Cecilio Compres que hiciera aparte de la “Primera República de Billo”; el trompeta Pablo Armitano, que luego crearía su propia orquesta, por la que pasara “Cheo" García antes de llegar a la Billos; además Armitano, colaboraría años después con varios de los aquí referidos en “El Trabuco Venezolano”, dirigido por don Alberto Naranjo. 

El estelar trombonista cubano Leopoldo “El Pucho” Escalante, que había hecho parte entre otras de la orquesta de René Touzet; en Panamá con la orquesta de Armando Boza; por el lado venezolano además de pasar por la Orquesta de Alfonzo Larraín, hace parte de la recordad Orquesta Casablanca en aquella grabación de Billo en Cuba en el 1958 y tal vez su graduación en las grandes ligas de los vientos, se da cuando hace el segundo trombón en el 1965 al lado de Generoso Jiménez en la grabación del histórico “Trombón Majadero”. 

Una de las insignias de la percusión venezolana que también pasa por la orquesta de Alfonzo Larraín haciendo algunas pasantías dirigido en el 1945, por el titular Germán Suarez, fue Frank, "El Pavo" Hernández (Francisco Antonio Hernández Valarín), pasa también por la orquesta del estelar director Aldemaro Romero en el 1953; luego en Nueva York haría parte de la orquestas de Randy Carlos, “Mongo” Santamaría, Tito Puente y en Venezuela además de tener una fantástica orquesta hizo parte del “Trabuco Venezolano” al lado del director también timbalero don Alberto Naranjo. 

Un brillante y joven músico Caraqueño a finales de los años cuarenta, con apenas 22 años fue invitado por Luis Alfonzo Larraín a colaborar en la pianística de su orquesta con gran éxito; luego haría arreglos tanto para Alfonzo como para Billo, nos referimos a Jesús "Chucho" Sanoja Rivero. 

Para el 1947, la orquesta estuvo constituida por: Federico Ayesta y Manuel Contramaestre en las trompetas; Efraín Leal en el saxo tenor, Manuel Ramos y Pedro Luis Aponte en los Saxos altos; Marcos Ramos en el trombón; Germán Suarez en la Batería; Ricardo Lleras Codazzi en el piano; los cantantes eran Elisa Soteldo, Trino Finol (La voz sentimental de la radio) y Manolo Monterrey; como Director Luis Alfonzo Larraín. En ese año la Orquesta de Larraín actuaba en otras estaciones de radio como “Radiodifusora Venezuela”, mientras Rafael Minaya se presentaba en “Radio Cultura”.

Parodiando un poco a Xavier Cugat, quien dedicaba otros espacios a la caricatura, pues don Luis Alfonzo Larraín, lo hacía en escritos de carácter humorístico; en su vida personal del matrimonio con su cantante Elisa Soteldo (En la foto), nace una niña a quien conocimos con Keyla Hermecheo que otrora se convertiría en una fantástica artista en la danza clásica de Venezuela; luego su nuevo matrimonio fue con la excelsa pianista Eduvigis “Vivita” Bravo, quien por muchos años estuvo al frente de los Estudios de grabación Larrain; concibieron una hija de nombre Mariela, quien se desempeña como monitora de Audio en SACVEN. 

Justamente esta entidad, fue creada bajo la iniciativa de Luis Alfonzo Larraín que no es otra cosa que la Sociedad de Autores y Compositores de Venezuela, la que funda en Caracas el 15 de mayo de 1955; siendo los miembros fundadores: Luis Alfonzo Larraín, Billo Frometa, Manolo Monterrey Alemán; el cantante y compositor Tachirense Jesús Manuel “Chucho” Corrales Sánchez, quien fuera cantante de Larraín, La Billos, Aldemaro Romero, “Chucho” Sanoja entre otras, fue el primer secretario de la Entidad y portador del carnet No 001; Ulises Acosta y Fernando López.

Como lo habíamos mencionado para el 1958 decide disolver la orquesta, con un nuevo envión durante el periodo entre el 1959 al 1961; sus últimos trabajos musicales fueron grabados para el sello “Discomoda”. A partir del 1961, se pone al frente de los destinos de la Entidad que ayudo a fundar.  

Además de los ya relacionados, recordamos algunas de las piezas musicales grabadas por la Orquesta de Maestro: “La Guitarra” (Merengue) y “No me sigas Mirando” (Bolero) en la voz de Trino Finol; “Para ti” (Bolero) En la voz de Marco Tulio Maristany; el Danzón "Dulce y Picante”; Manolo Monterrey en la guaracha composición del maestro Alfonzo Larraín “”La Pelota”; “Te traigo a tiros”, y el Bolero “Que te pasa”; a Elio Rubio lo recordamos en temas como “Quisiera Yo”, “Rummy”, “Buscando Novia”, “Mercedes”“Las cosas son como son”, “Bernabé se alboroto” del propio Elio; “Tinguilin”,” Ariel”; “Dale que dale”, “No comprendo”;”Llegaste Tarde”; A Leo Rodríguez en “Sirva vino”, “Déjame Miguel”; “La guitarra de Miguel”, “Maracaibo” de la pluma de “Chucho” Sanoja; “No lo jures” composición de “Vivita” Bravo, segunda esposa de Larraín; “Choroni”; “No volveré a encontrarte”; “El Cigarrillo”; “El Morrocoy”… 

”El Pajarillo Aragueño” (Rafa Robles), ”Por comer Zapoara”, ”Temor” (Rafa Robles), “Dudas de Mi” (Rafa Robles); “Vamos a Beber”, “No me sigas mirando”, ”El que no sabe”, “Esta es Venezuela” (Rafa Robles), “Alardoso” tema de Enrique Jorrín, “Mambo la Roca” de Mirta Sánchez; “El Macho”, “Te traigo a tiros”, composición de Manolo Monterrey interpretada por Luisin Landáez; “Dime Adiós” (Ada Alba); “No me sigas Mirando” (Mario Suarez); “Como gozo”“Qué vamo’ a comé”, “Qué barbaridad”… 

Es el momento de retomar lo que afirmamos al comienzo de estas líneas al referirnos al mes de julio en la vida del maestro Luis Alfonzo Larraín; fallece en la capital Venezolana el 04 de julio de 1996; nuestros amables lectores y oyentes ya tendrán un visual de la importancia de la obra dejada por este connotado músico de la hermana República; no podemos menos que reconocerlo como uno de los más grandes músicos de su país; al punto de haberse creado un premio para músicos y compositores destacados por su vida y obra al que se ha llamado “Premio Luis Alfonzo Larraín”; por ejemplo el recientemente nombrado presidente de SACVEN, (Mayo 16/2014), el compositor Tomas Torres Molina, también Aragüeño; fue distinguido con este premio. 

Como un aporte personal, tengo la percepción del parecido físico de don Luis Alfonzo Larrain, con José Curbelo; los dos pianistas y brillantes directores. 

Fuentes Consultadas. 
1. Luis Alfonzo Larraín, El Mago de la Música Bailable. Por José A. Orellán 
2. Discografías de músicos de Venezuela 
3. Investigación y entrevistas Encuentro latino radio 

NOTAS. 

1.- El Banjo es, un instrumento de origen africano, similar a la guitarra pero de menor tamaño, con la caja formada por un aro metálico cubierto de una piel tensa, mástil largo y estrecho; sus cuerdas puede variar de cuatro a nueve. 
2.- El maestro Antonio Lauro es toda una celebridad dentro del marco de la música de Venezuela. 
3.- Se ha dicho que Manolo Monterrey actúo con el cuarteto organizado por Larraín en el 1931, la información que poseemos refiere la llegada a Caracas procedente de Cuba a Manolo Monterey en el 1938; y su vinculación a la orquesta de Luis Alfonzo en el 1942. 
4.- La agrupación de Damirón y Billo salió de dominicana a atender el compromiso en Caracas, con el permiso de Trujillo; no es real que la agrupación musical hubiese salido huyendo de Quisqueya. 
5.- Hay quienes sugieren que quien le motivo para dar el gran paso, fue “El Tenor de las Américas” don Pedro Vargas. 
6.- Entendemos que Elisa Soteldo aun vive (91 años), fue creadora de una organización cultural como educadora, conocida como “Las Voces Blancas”.
7.- Es claro que la escritura del apellido de este brillante director y pianista, fue y será: Alfonzo.  .
8.- Otro gran hombre de las Letras en Venezuela fue su hermano Alejandro, destacado jurista, Educador, Locutor y periodista.  

Por Carlos Molano Gómez
Bogotá – Colombia 
Derechos Reservados de autor