Da clikc aquí para escuchar

Escúchenos en Vivo...

MARCELINO GUERRA ABREU - RAPINDEY


Al cumplirse CIENTO DOS AÑOS, del nacimiento de uno de los talentos de la música cubana, nos brinda la oportunidad para saldar al menos en parte una deuda con la historia, a través de estas líneas referidas a uno de los prolíficos compositores, cantantes y protagonistas de la musicalidad cubana, el Cienfueguero Marcelino Guerra Abreu. Nacido el 26 de abril de 1914.

Hace ya 102 años, del nacimiento de quien sin duda fue la más solicitada segunda voz de Cuba, un hombre que hizo parte de una modesta familia compuesta por 8 hermanos cuatro mujeres y cuatro varones, su Padre era soldado y su madre ama de casa, los cuales perdió, hacia 1921, razón por la cual su crianza y la de sus hermanos, fue asumida por Doña Juana, abuela materna del niño de siete años. 




Como muchos otros, la forma como se le conoció hace parte de una fabula que refiere el reconocido Investigador musical Cristóbal Díaz Ayala, quien sostiene: "Que cada vez que el novio de su hermana llegaba a visitarla, para sacarlo de la casa, le daban un medio (5 centavos) para que comprara tres de azúcar y dos de café (3 centavos de café y dos de azúcar)". "Corría a la bodega y regresaba en unos cuantos minutos. 

Era tan rápido que corría, que dijeron que yo corría como un ‘RAPINDEY’, y el nombre se me quedó”. Sin embargo, hay quienes sostienen que no se ha sabido la procedencia de su seudónimo porque han surgido varias versiones (Fuente: Ecured). Lo que sí es claro fue su interés por la música desde muy niño, logrando llegar hasta el octavo grado pero siempre decididamente interesado por la música y su admiración a distancia del Sexteto Habanero. 

Desde los 14 años comenzó la búsqueda de oportunidades velando los ensayos de un modesto grupo de su tierra natal, se vincula al Septeto Cienfuegos y con ellos emprende el viaje para cumplir su “Sueño Cubano”, llegar a la Habana y lo logra para 1931 cuando contaba 19 años de edad y narra sobre esta travesía el Investigador Manny E. González, “Que los siete músicos rentaron un cuarto en un solar en la calle Amistad que sólo tenía cuatro catres, por lo que se tenían que turnar; cuatro en la cama y tres en el suelo”

Su presentación inicial se escenificariá en el Cabaret: Havana’s Infierno, finalmente, la travesía dura un año y el Sexteto restante decide regresar a su tierra natal; nuestro Marcelino se queda en la Habana, combinando el oficio de sastre con su interés por la música. 

Es para el año 1932, que conoce al bailarín y poeta Julio Blanco Leonard, con quien estableció un acuerdo conveniente en el campo de la composición, Leonard se encargaba de las letra y Marcelino de la Melodía y es así, que empiezan en el curso de 10 años, a incorporar al catalogo de la música cubana piezas como: “Buscando la Melodía”, “La clave misteriosa”, “Amor gigante”, “Maleficio”, “Volví a querer”, “Suena la tambó”, "Quién será", “Sol de libertad”, "Canto para ti"; entre otras, el acuerdo concluye según lo manifiesta Cristóbal Díaz Ayala cuando Blanco Leonard cobra todas las regalías; cuando Marcelino lo confronto, la respuesta fue: “Yo cobré por mis letras. Cuando las imprentas te publiquen tus partituras, entonces tú puedes cobrar tu parte”. 

Musicalmente cumple su primer sueño al actuar para el primer quinquenio de la década del 30 con el Septeto Habanero; al igual que hace transito por el cabaret Sans Souci con el Sexteto Cauto que dirigía Manuel Mozo Borgellá; que tenía como primera voz a Panchito Riset con ellos empieza a exhibir su portentosa segunda voz y su interpretación de la guitarra, de la mano de Rafael Rebuifero, integrante del Sexteto. 

Ya para el 1937, el Septeto Nacional de Ignacio Piñeiro, vincula dos excepcionales voces: Bienvenido Rosendo Granda Aguilera y Marcelino Guerra Abreu, dejando registrada su voz en las grabaciones que para la época se realizaban para la Víctor. Recordamos piezas como: "A gozar la Conga" y "Calla campanero" de Francisco González; "Los Guaracheros" y "El Guajiro" de su autoria; "Ensueño sutil" y "Juramento en las tinieblas" donde comparte la autoria con Julio Blanco Leonard y "Un Toque" de E. Constain.

Para comenzar la nueva década, Marcelino había acumulado importante experiencia, habiendo hecho parte de agrupaciones como “El trió Occidente” junto a Blanco Leonard y Miguelito Valdés, “El Cuarteto Hatuey”, que estaba formado inicialmente, además, por Lorenzo Hierrezuelo, Evelio Machín, Francisco Repilado y Marcelino Guerra; Este último año formó parte del Trío Nuevo, grupo vocal con Joseíto Núñez e Isolina Carrillo, que posteriormente, con la incorporación de Alfredo León y Facundo Rivero, se llamó Septeto Siboney; trabajando en el “Casino Nacional”, con la dirección del bajista Alfredo León, haciendo la primera voz un jovencito para la época, quien se convertiría años después en una leyenda: Vicentico Valdés; luego de la mano del matrimonio formado por la bailarina española Teresa España y del empresario Víctor de Correa, se convirtieron en el grupo de planta del Cabaret “El Edén Concert” y finalmente del Tropicana. 

Llegan dos momentos cumbres en la vida de Marcelino: la composición de lo que para muchos es la obra de mayor reconocimiento, con letra de Bienvenido Julián Gutiérrez el tema “Convergencia” (1.938), recordamos dentro de las innumerables versiones de este tema: La interpretación de Miguelito Cuni, Pablo Milanes; La de Panchito Riset con Mario Hernandez, La de Pacheco con la voz del "Conde" Rodriguez; en Venezuela la versión del Sonero Clásico del Caribe; la de Marcelino con el sexteto la Playa, La de Emiliano Salvador, La de Johnny Ventura, La de Carlos Embale con el grupo Encore, la de Rubén González, la de Omara con Rapindey y en especial la versiones que hicieran: Belisario López cantando Joseito Nuñez y la del Indio, entre muchas otras

Y la creación del tema “Me voy Pal Pueblo”, registrada a nombre de su esposa para la época, Mercedes Valdés (No confundir con la cantante). recordamos las versiones del Los Panchos (1944), La del Trío Nodarse, la de Daniel Santos y en especial la interpretación de Benny More. Los Panchos le grabaron piezas de su pluma como:"Negrita", Café Carretero", "A mi Manera", "Chon Chon Chon", "Aprieta el paso"..


Para la nueva década hace parte de la Big Band del Saxofonista Santiaguero Mariano Mercerón (En la foto), al lado de su buen amigo de infancia, el Panameño Camilo Rodríguez y Roberto Duany; allí estrena piezas musicales de su autoría como: “Prietita”, “Arrebatadora”, el bolero son “A mi Manera” y el monumental “Pare Cochero”; este tema con letra del bailarín del grupo Batamú, Miguel Ángel Banguela, quien le cuenta a Marcelino una experiencia personal: “soy un chico delicado/ que nació para el amor/ este coche me ha estropeado/ pare en la esquina, señor…” Nuestro biografiado le coloca la música y el titulo a la canción, que tiene innumerables versiones, se estrena el tema el 22 de agosto de  1941  en la voz de Marcelino con los “Muchachos Pimienta de Mariano Merceron”. (1)

Y su vinculación a la plantilla original del “Conjunto Todos Estrellas de Arsenio Rodríguez” a partir de 1940, al lado de Pedro Luis Sarracent y Miguelito Cuni quienes hacían la voz prima. Participa con estas dos monumentales agrupaciones hasta 1944. Ver recopilaciones sello Tumbao: (1.940 – 1944) TCD -315 (Arsenio Rodríguez) Y TCD 050 Y 064 (Mariano Mercerón). Convertido ya en una figura de la música cubana, en el 1944, emprende viaje hacia Nueva York en los Estados Unidos, para unirse a los “Afrocubanos de Machito y Bauza”.

Según lo expresa El Investigador Manny E. González, lo hizo con la visa V29, que era una visa de turista por menos de un mes; decide quedarse, convirtiéndose en ilegal, quedando bajo la protección de Bauza y Machito y sucede lo insólito: “Debía pagar el 10% de su salario a Bauzá, el 10% a Machito y otro 10% al pianista Luis Varona, a quien Bauzá seleccionó como director musical de la nueva 2nd Afro Cubans”. Rapindey recibía $25 y, después de pagarle a Machito, Bauzá y Varona, se quedaba con $17.50. La 2nd Afro Cubans se presentaba los lunes y los martes en La Conga Club, noches en las que no se presentaban ni Machito ni José Curbelo. En la foto lo vemos con su orquesta en el 1950.

Recordamos las composición “Busca lo Tuyo” y “Oye mi Rumba” interpretada por Machito y sus afrocubanos y luego por el Sexteto La Playa; "Busca lo tuyo", es interpretada por el propio Marcelino con la Playa, en 1964. Es importante anotar que Marcelino Guerra, acompaña nuevamente en Nueva York al Maestro Arsenio Rodriguez, al lado de Santiago Cerón e israel Berrios.

Para 1945, viaja a Cuba y luego de acreditarse debidamente regresa para establecerse en Nueva York, recibiendo nuevamente la curiosa propuesta esta vez de Luis Varona para crear una orquesta y compartían utilidades al 50% , Marcelino decide iniciar en solitario, crea su orquesta de 12 músicos e invita al pianista cubano Frank Gilberto Ayala; debutando en el Manhattan Odd Fellow’s Temple de la calle 106, para luego presentarse entre muchos otros en el The Martinque, Lincoln Square Center, el St. Nicholas Arena y Manhattan Center. En la foto, tomada en Nueva York en el 1945, aparecen: Leopoldo "Chicharrito" Gonzalez, Doroteo Santiago, Servando Diaz, Marcelino Guerra, Otilio Portal, Pedro "Piquito" Marcano, Claudio Ferrer, Montesinos, "Toñito" Ferrer, Andrés Andino, Federico Pagani, Jorge López, Frank Grillo "Machito" y el compositor "J. Valentine" 

Durante 10 años Marcelino además de actuar con su Orquesta, hace parte de diferentes agrupaciones de primer nivel como segunda voz en la Orquesta de Tito Rodríguez, recordamos temas como "De Noche" de piloto & Vera y "Nosotros" de Pedro Junco grabados el 21 de julio de 1955, donde hace coros junto con Vitin Avilés

Primera voz en un trabajo especifico con el Sexteto Playa de Paul Alicea, grabado el 10 de diciembre de 1964, con la producción de Leroy Holmes; interviene también como cantante en este traba el gran Willie Torres; se recuerdan entre otros temas: "Convergencia" y "Busca lo Tuyo" de Marcelino ; de J Valentine los temas "El Coco y la fruta bomba","Yo te voy a hacer caso","Hachero de ritmo", de Roberto Anglero "Echa Martin", de Justi Barreto "La Florecita"; entre otros.. El Sexteto la Playa, también con la producción de Leroy Holmes, el 8 de marzo de 1965, incluye las composiciones del maestro Guerra "Oye mi Rumba", "Sandunguera"y el bolero "Pensare" de Guerra y Pimienta.

Para esos años graba también con Luis “Lija” Ortiz, con Mongo Santamaría, con Johnny Segui y los Dandys del 42, entre otras. 

Para mediados de los cincuenta se enlistó en la Marina Mercante de los Estados Unidos, dejando la música parcialmente por muchos años, solo retomada casi veinte años después para hacer parte de un proyecto llamado “Son de la Loma Sextet” con Armando Sánchez, que incluía a Cristóbal Doval, Julio Collazo, Cándido, Marcelino Valdés y Mario Bauza. 

Durante su receso músical, fue miembro activo del área de mantenimiento del Rockefeller Center. Marcelino deja el Sexteto y se muda a España curiosamente a un pueblo que siempre fue atracción para los cubanos Alicante; lo hace con su esposa Julia con quien se había casado en el 1967. 

Para 1975 y 1976, vine nuevas figuraciones: con el Grupo Folclórico y Experimental Neoyorquino, haciéndole segunda voz a Rubén Blades; obteniendo la interpretación del grupo a su composición "Dime la verdad"; encontrándose con Alfredo "Chocolate" Armenteros. 

Su última grabación, conocida, es en el 1995, idea del escritor y pintor cubano Tony Evora la hace con la casa Nube Negra donde rememora canciones del pasado y comparte con amigos que no veía por muchos años y algunas de las nuevas promociones como Jackeline Castellanos, Justamente en este trabajo comparte con ella los temas: "Pare Cochero", "Fuiste cruel","A mi manera","Oye mi son","Cuando se canta bonito"; con Omara Portuondo las versiones de "Pobre cantor" y "Convergencia"; Con Rey Caney (Reynaldo Hierrezuelo), los temas "Arrebatadora", "La Clave Misteriosa" y"Me voy pal pueblo", este ultimo con Jackeline Castellanos.  

Lamentablemente, este genio de la musicalidad cubana, que se había marchado desde el 1944, había tomado la decisión de retirarse del ambiente musical concluyendo la década de los sesenta. Por razones que aun desconocemos su esposa le evito cualquier contacto con el mundo artístico, incluyendo un festival realizado en su honor para el 1996; desafortunadamente se nos fue el 26 de junio de 1996 

OTRAS COMPOSICIONES: Con Arsenio Rodríguez: “A Puerto Rico”, “Esas son las cosas”, “No puede ser”. Solo: “Eso dices tú”, “Déjame dormir, Marcelino se va, Maraca y bongó, Boba, “Con esa sí”, “Bochinchera”, “Se fue”, Ublia-U, Robbins, “Eso dices tú”, “Déjame morir”, “El brujo”, “Arrímese usted”, “Cuando tú quieras”...

Fuentes Consultadas.

Reflexiones y Vivencias .- Senén Suárez Hernández abril 2008
La Clave Misteriosa de Marcelino Guerra y Julio Blanco  .- José Galiño
Marcelino Guerra.-  "Rapindey" .- Manny Gonzalez.
Discografia de Marcelino Guerra

NOTAS:

1.- Tomado del trabajo MARIANO MERCERÓN Y SUS MUCHACHOS PIMIENTA "Yo tengo un Tumbao", TCD 064 descrito en el corte tres como una guaracha en la parte inferior se describe Marcelino Guerra (3), aunque en otros números efectivamente intervienen el panameño Camilo Rodriguez y Roberto Duany, conocido como "El Diablo".

Por: Carlos Molano Gómez
Bogotá - Colombia
Derechos reservados de autor,