Da clikc aquí para escuchar

Escúchenos en Vivo...

CRESCENCIO SALCEDO MONROY,. SEÑOR FLAUTA

Con cierta nostalgia, no recuerdo los homenajes que debieron sentirse TRES AÑOS atrás con motivo del centenario de su nacimiento acaecido en un pueblo olvidado de la Patria “Palomino” departamento de Bolívar, donde llega al mundo el 27 de agosto de 1913; según decía que no estudio, porque en su pueblo no habían colegios y los profesores lo único que enseñaban eran resabios que traían de otras partes. 






Creció en una familia compuesta por seis hermanos Aureliano, Libardo, Anuaria, Bernabel Telesforo y Crescencio, fueron sus padres Lucas Salcedo y Belén Monroy, creció en la música ayudándose con la fabricación de flautas labor que le acompaño hasta sus últimos días, Su primera inspiración fue “El gusto de las mujeres”, Llego cuando contaba 15 años, obteniendo 11 años después su primer registro internacional con el tema “Cosquillitas”, alcanzando la cúspide con su obra “El año Viejo”, pieza que aún se presenta discusión para determinar quién la estreno, creemos en esta tribuna que fue Albero Fernández, con la orquesta de Emisora Fuentes en el 1953, luego viene la más sonada sin duda la interpretada por Tony Camargo con la Orquesta de Rafael de Plaza en México, es Tony quien lleva de Venezuela la partitura cuando actuaba con la orquesta de Luis Alfonzo Larraín (Escrito as), Hay quienes equivocadamente registran a Santander Diaz como primer interprete. Está sola pieza debió volverlo millonario, a aun no sabemos que paso con las regalías por quienes con gran diligencia recaudan. 

Luego vino otra pieza en discusión “Las Mucura”, registrada por Toño Fuentes, al parecer una pieza del ambiente popular del siglo antepasado de la región del Magdalena, popularizada por Salcedo, sin que recibiera una regalía por esta canción. Continúo su obra controversial con “Mi Cafetal”, en el 1939 atribuida a Andrés Paz Barros que tuvo versos de Salcedo, Algo similar sucedió con canciones como “La Piña Madura” y ”La Varita de caña”. 

Este pordiosero que anduvo con los pies descalzos, recibió más que apoyo, dinero y reconocimiento recibió una Estrella de Antioquia. Creo un sello musical para cortar la explotación y engaño del cual fue victimas en populosas disqueras, en Bogotá, se movió en el centro de la ciudad comercializando sus flautas se le vio recorrer la zona de confluencia entre las careras séptima y octava entre las calles 16 hasta la avenida 19, al igual que lo hizo en Medellín cuando decidió radicarse en la capital de la Montaña; como ha sido costumbre en nuestro país alcanzo la gloria y reconocimiento cuando falleció. 

Recorrió nuestro país desde su natal Palomino, pasando por para Santa Marta, Barranquilla, Cartagena, vivió por espacio de ocho años en la guajira con tribus Wuayus, a quien siempre considero sus hermanos, llegando al interior del país, radicándose en Medellín finalmente, desde su contacto con agricultura, con hacha y machete hasta comercializar sus flautas y su música con dificultades inimaginables y el usufructo de los explotadores de turno. 

El 03 de marzo de 1976, este hombre que hoy se reconoce como una gloria de nuestro país se fue víctima de un trombosis en total indigencia, abandono estatal e indiferencia del ciudadano de a pie, atribulado y explotado por los mercaderes de la música que no sacian su hambre. Fue padre de cinco hijos Rafael, Santiago, Francisco, Martín y Ramón.  Siendo su ultima compañera doña Ligia Álzate. PAZ EN SU ALMA.



FUENTES: 

Cultores d la música colombina.- José I. Pinilla.- Cámara Colombiana del Libro 2013
Crescencio Salcedo.- Mi vida Medellin 1976  

Por Carlos Molano Gómez
Bogotá Colombia
Derechos Reservados