Da clikc aquí para escuchar

Escúchenos en Vivo...

FRACASO DE LA POLÍTICA MONETARISTA NEOLIBERAL

INFLACIÓN EN 2015: 6.77% 
FRACASO DE LA POLÍTICA MONETARISTA NEOLIBERAL LA CUMBRE DE PARÍS 2015 


Los que tuvimos la oportunidad de pasar por las aulas de la universidad y escuchar conversar a nuestros maestros sobre el economista y filósofo escocés Adam Smith (gran pensador de la economía política), el economista británico John Maynard Keynes (líder de la macroeconomía) y el estadístico, economista e intelectual estadounidense Milton Friedman (padre de la corriente monetarista e impulsor del neoliberalismo); nos sigue pareciendo muy simplista las estrategias económicas del “laureado” Ministro Mauricio Cárdenas Santamaría, la Junta de “sabios” del Banco de La República y de una de las voces autorizadas de los gremios económicos encabezados por otro de los considerados “iluminados” Bruce Mac Master, egresado de Los Andes y que irónicamente el diario El Tiempo de Bogotá, el 12 de agosto de 2015, con el título: 
“Bruce Mac Master: La razón de ser de los gremios. 
Pensaremos en los esfuerzos conjuntos de sector privado, sociedad civil, trabajadores y Gobierno para tratar de dar un salto cuantitativo que nos pudiera conducir a un futuro más equitativo y competitivo de nuestra economía”.
http://www.eltiempo.com/opinion/columnistas/la-razon-de-ser-de-los-gremios-bruce-mac-master-columna-el-tiempo/16225698 

Nada que ver con la realidad económica que vivió el país en 2015, con un dólar sobre los $3000, un barril de petróleo rayando los $US30 y una inflación casi el doble de 2014: 6.77%. No se dio ese “salto cuantitativo” y el crecimiento económico en 2015 a duras penas alcanzó el 3%. Cifra rebanada cada mes por los “toma tintos” de la Junta del Banco de la República que en su “estrategia cauchera” de estira y encoge, se pasaron el año amagando en vender y comprar dólares y aumentar “gota a gota” la Tasa de Interés de Intervención para encarecer el dinero, supuestamente para evitar que los colombinos derrocharan, hasta treparla cerca del 6% y ni así, la inflación les ganó la partida. Aún con el “chivo expiatorio” del Fenómeno del Niño que lo hacen responsable de todo. Lástima que ese fenómeno natural no tiene “voz propia” para defenderse y evadir su responsabilidad directa. Con un mezquino e irracional incremento al Salario Mínimo del 7%, ¿Hay equidad para más de 2 millones de asalariados? 

En lo conexo, la revista Portafolio del 27 de noviembre de 2015, tituló: “Banrepública subió tasas hasta 5,50%”. A renglones seguidos argumentó: “Precios de los alimentos y devaluación siguen presionando al alza la inflación. La autoridad monetaria mantuvo la tasa de crecimiento para este año en 3 % y reiteró la meta de inflación en 3 %. 
Los factores que llevaron a tomar esta decisión fueron los siguientes. En primer lugar, la inflación anual al consumidor en octubre se sitúo en 5,89 % y el promedio de las cuatro medidas de inflación básica en 5,11 %. 

Los resultados anteriores superaron las proyecciones del equipo técnico del Banco y del promedio del mercado. Las medidas de expectativas de inflación aumentaron: la de los analistas a uno y dos años se sitúan en 4,4 % y 3,6 %, respectivamente y las que se derivan de los papeles de deuda pública a 2,3 y 5 años superan el 4 %”. 
Para el Emisor, la aceleración de la inflación en lo corrido del año se explica “principalmente por la transmisión de la depreciación nominal a los precios al consumidor y el incremento en los costos de las materias primas importadas”. También resalta la menor dinámica en la oferta de alimentos. 
Por otra parte, la Junta considera que el traslado de parte de la devaluación del peso a los precios al consumidor y un fenómeno de “El Niño” fuerte hacen más lenta la convergencia de la inflación a la meta. 

Los abuelos siempre han transmitido de generación en generación “que guerra avisada no mata soldados”; traducido al buen romance, hace más de 2 años se viene pronosticando sobre la ocurrencia del fenómeno natural y sus consecuencias. Entonces, habría que preguntar ¿Cuáles fueron los planes de contingencias del Ministro de Agricultura? 
En un principio el IDEAM divulgó que sería Débil y Corto. Así lo publicó el diario El País de Santiago de Cali, el 16 de septiembre de 2014; e incluso, hasta se puso en duda su aparición. “Si se presenta el fenómeno de “El Niño”, sería débil y corto: IDEAM. Martes, Septiembre 16, 2014 | Autor: Redacción de El País”. En apartes de noticia, se puede leer: 
 “El fenómeno de “El Niño” no llegaría con la intensidad que se tenía prevista. De acuerdo con pronósticos del Ideam, si el fenómeno se desarrolla, sería débil y corto. Sin embargo, aún cabe la posibilidad de que no se desarrolle. La probabilidad de que el fenómeno se presente ha disminuido en los últimos meses, pasando de un 80 % de posibilidades, a un 60 % actualmente. De presentarse, comenzaría a finales de octubre y su temporada más intensa sería en enero y febrero. 
“Cuando hablamos de que el fenómeno va a ser corto, quiere decir que su duración será de máximo seis meses. Fenómenos largos han llegado a durar 13 meses, como el del 97-98 y el del 91-92”, explicó Christian Euscátegui, jefe de pronósticos del Ideam. El experto aseguró que en un mes se podrá saber con certeza si habrá o no “Niño”. 

Bandazos y más bandazos porque en alocuciones del Presidente Santos, ha manifestado que los efectos del fenómeno natural “azotarán” a Colombia hasta finales de junio de 2016. Toda esta “rebatiña” de pronósticos que van y vienen, son el “caldo de cultivo” para los acaparadores sin control ni Ley, suban a placer los precios de los alimentos agrícolas de la Canasta Familiar por un lado y de otra parte, los almacenes de grandes superficies que manejas grandes stop en sus inventarios, amparados en el incremento del dólar han trepado por las nubes los precios de los artículos de primera necesidad, escudándose en los “parlantes rotos” de los medios que persiguiendo el rating informan casi que minuto a minuto el comportamiento de la divisa USA en las bolsas de valores. 
El periódico El Colombiano de Medellín, el 2 de enero de 2016, el columnista Ferney Arias Jiménez, tituló con contundencia: “Aumento del 7% del salario mínimo se agotará en 3 meses”. Y sustentó: “El salario mínimo modelo 2016 fijado por el Gobierno en 689.455 pesos, un 7,0 por ciento más que el del año anterior, pone a buena parte de los colombianos a hacer cuentas. 

Ayer, mientras trapeaba en su sitio de trabajo, Olga Pulgarín, empleada de oficios varios que devenga el salario mínimo desde hace tres años, comentó: “El aumento fue de 45.105 pesos y todo sube más que eso. No creo que vaya a alcanzar para mucho, en el caso de mi familia la suerte es que mi esposo también trabaja y gana un poco más que yo, veremos cómo nos va”. 
Todo parece indicar que la idea de la trabajadora está bien fundamentada. Solo en la última semana de 2015 incrementaron las cotizaciones de las verduras, las frutas y los tubérculos. En el caso de Medellín, productos como la zanahoria, el repollo, el chócolo, el limón (en todas sus variedades), la mandarina y la papa capira tuvieron aumentos de precio de más del 20 por ciento. 

El Sistema de Información de Precios y Abastecimiento del Sector Agropecuario (Sipsa) precisó que en los últimos días de diciembre la Central Mayorista de Antioquia (CMA) y la Plaza Minorista reportaron una merma en el acopio de alimentos del 17,05 por ciento”. 
El verano, la falta de lluvias y la poca recolección de las cosechas por las festividades de fin y comienzo de año, fueron invocadas para justificar la menor oferta de productos y el alza en sus costos. Así las cosas, Guillermo Botero, presidente de Fenalco, reconoce que el fenómeno de El Niño seguirá impactando al sector agroindustrial y admite que causará una mayor inflación que se verá reflejada en mayores precios en el inicio de 2016”.
http://www.elcolombiano.com/salario-minimo-2016-en-colombia-1-BX3374641

Sobre esta carestía no se ha pronunciado el neoliberal Ministro Cárdenas que por estos días está más preocupado por la “puja” de la venta de las acciones del Estado en ISAGEN, dizque con el propósito de invertir en las vías de cuarta generación. Él tampoco sale a los medios a explicar el por qué la gasolina, estando los precios internacionales del barril de crudo cerca de los $US30, no baja el galón de gasolina en Colombia. Lucha que el senador caucano Luis Fernando Velasco Chaves del partido Liberal sigue liderando de meses atrás para que se reacomode la “fantasmagórica” fórmula de cálculo. 
No me quedo corto si afirmo que otro elemento que han sobredimensionado apoyándose en el “Fenómeno del Niño” es la espiral alcista de las tarifas de la energía que se convirtió en el “caballo de Troya” de la mano de la generación del Quimbo. El periódico El Tiempo de Bogotá, el 27 de octubre de 2015, publicó: “Así será el alza en las facturas de energía en todo el país. En el estrato uno, el ajuste equivale a $439 mes, mientras que para el estrato seis será de $2.943”. A este respecto, el titular de la cartera manifestó: 
“El ministro de Minas y Energía, Tomás González, indicó que los usuarios y el Gobierno tendrán que poner de su bolsillo un poco más de un billón de pesos para cubrir las pérdidas de las plantas térmicas, que están enfrentando problemas financieros por un aumento sustancial en sus costos, situación que ya apagó dos centrales y que elevaba el riesgo de racionamiento, al ser el respaldo de las hidroeléctricas. 

El jefe de la cartera minero-energética reveló que las tarifas de la energía podrían incrementarse en un rango entre 6 y 7 pesos adicionales por kilovatio hora, debido a los efectos del fenómeno de el Niño, que cada vez se parece más, en intensidad y en duración, al que apagó el país en 1993, cuando el Estado tenía el control de las centrales térmicas, que en su momento no habían hecho las inversiones para estar listas a generar energía. Para el estrato uno, este incremento equivale a 439 pesos por mes, mientras que para estrato seis será de 2.943 pesos, los cuales se darán en un tiempo 36 meses”. http://www.eltiempo.com/economia/finanzas-personales/alza-en-el-costo-de-la-energia-en-colombia/16414325 

Y, si por si acaso quedan dudas de la hecatombe económica, -muy a pesar del crecimiento del PIB en un 3%- “aliño la olla” con breves y salpicadas cifras: El Presupuesto general de Colombia en 2015 fue de 216.2 billones, la deuda externa superó los 107 millones de dólares, las exportaciones cayeron en un 35% y la inversión extranjera a noviembre de 2015 decreció en 43.1%. Entonces, ¿En dónde está el éxito de la economía colombiana? ¡Claro! que si se compara países como Venezuela, Haití, Argentina y Brasil que están en recesión, dirá el Ministro Cárdenas y la Junta del Banco de La República que estamos en “la antesala del celo”. No puedo dejar al margen que una vez se firmen los Acuerdos del Post-Conflicto en La Habana con la insurgencia de las FARC; que será sólo el inicio del verdadero Proceso de Paz, en el que habrá que reinsertar con trabajo y condiciones dignas a los desmovilizados para que no reincidan en las mal llamadas Bandas Emergentes; proceso que demandará un alto Presupuesto. Pero, también hay que reflexionar sobre ¿Cuánto se ha ahorrado el Estado y las multinacionales en cerca de 6 meses de Cese al Fuego, sin voladuras de torres de energía, oleoductos, acueductos y vidas humanas? 
 -/-