Da clikc aquí para escuchar

Escúchenos en Vivo...

JUANCHO POLO.- RECONOCIMIENTO

Nos complace sobremanera el reconocimiento de la Unesco al VALLENATO, como Patrimonio Inmaterial de la Humanidad;  del Vallenato de acordeón al hombro, de SOMBRERO VUELTIAO, y de abarcas bien puestas, tal vez, por un equivocada y amplia definición del género; muchos de los jóvenes se unen a un reconocimiento que nos les corresponde, el reconocimiento es para el vallenato Juglar en vía de extinción, NO a la modernidad de estos lamentos llorones en busca de jovencitas citadinas desprevenidas; pero tampoco es para los medios de comunicación que lo arrinconaron y descontextualizaron con jóvenes programadores que desconocen la esencia de un movimiento que muy a su pesar pertenece al campo y a la laboriosidad del hombre raizal. 

El reconocimiento es para un hombre como JUAN POLO CERVANTES, o como el mismo se denominó “Juancho Polo Valencia”, producto de la admiración que este campesino de la Concordia, corregimiento de San Antonio Magdalena tenía por el poeta Payanes Guillermo Valencia; lo recordamos porque este 18 este juglar que se encuentra en “El cielo de cajas y acordeones” esta de cumpleaños, pues nace el 18 de diciembre de 1922, pero también le mentamos por su basto e inolvidable aporte a un culto musical que movió el corazón de uno de los más reconocidos juglares don Alejo Duran, quien se enamoró de una de sus más preciadas composiciones para quien también va el reconocimiento “ALICIA ADORADA”. 

Un Juancho Polo, poseedor de un fino oído, a pesar de tener que ocultar su oreja derecha con su sombrero, la que le cercenaron parcialmente en una riña, cuando le pretendieron quitar su acordeón; Juancho Polo, en su voz nos legó el “VENI VENI” o “LUCERO ESPIRITUAL”, o “PÁJARO CARPINTERO”, “MI SOMBRERO BLANCO”, “EL CHUPAFLOR”, “SIETE CARTAS”, “SIO SIO”, “SALUDO A VENEZUELA”, “SABROSO VEINTE DE ENERO”,”EL PROVINCIANITO”; por solo mencionar algunas; para este integral concepto musical es el reconocimiento, es para el hijo de don Juan Polo y doña María Cervantes, para don Pacho Rada, quien le enseño los secretos del instrumento; para doña Alicia Hernández, su esposa quien le inspiro desde el cielo el gran éxito Alicia Adorada”.

Ese es el verdadero rescate al que se refiere la UNESCO, de un hombre que desde el 22 de julio de 1978, ya no está con nosotros, pero que Colombia no debe dejar ir. GRACIAS Y NUESTRO RECONOCIMIENTO JUANCHO POLO, quien siempre estuvo “Mas allá del bien y del mal”; a este homenaje se unen entre otros con certeza, Nicolás Elías “Colacho” Mendoza, Diomedes Diaz, en el mismo cielo y el gran Carlos Vives.   

Por Carlos Molano Gómez
Bogotá Colombia