Da clikc aquí para escuchar

Escúchenos en Vivo...

EN COLOMBIA LOS BANCOS NUNCA PIERDEN

Por Orlando Montenegro.- Santiago de Cali.- Valle del Cauca.


Tomen conciencia que en Colombia el Sistema Bancario “no da puntada sin dedal” y además son los magos de la injusticia para aplicar la Ley del Embudo a su favor. Para ellos el cliente es sólo un registro más. Recuerden cuántos colombianos perdieron su vivienda pagando indefinidamente y a la postre la miserable UPAC (introducida al Sistema en 1972), los dejó en la calle muy a pesar de las tutelas y sentencias de la Corte Constitucional. Hurgando argumentos para sustentar hallé esta introducción que se ajusta a mis líneas: “Colombia es el único país del mundo, donde los créditos hipotecarios para vivienda se cobran con tasas de interés tan altas que provocan desde la ruina, desintegración y desplazamiento familiar hasta suicidio masivo de sus usuarios”.  
Tomado de la web El Campanazo, de una crónica publicada el 12 de marzo de 2008 y que titularon “La Estafa de la UPAC y la UVR en Colombia”

https://elcampanazo.wordpress.com/2008/03/12/la-estafa-de-la-upac-y-la-uvr-en-colombia/ 


Los créditos se hicieron impagables, los bancos se convirtieron en Oficinas de Finca Raíz y a más de 300.000 colombianos les expropiaron sus viviendas. Los bancos se “pasaron por la faja” las sentencias judiciales. Hoy día, compiten con las Cajas de Compensación el beneficio de los subsidios que otorga el Estado para el programa de “viviendas gratis”. 

Lo más irónico fue que con la “Emergencia Económica” mediante el Decreto 2331 de 1998, durante el gobierno del Dr. Andrés Pastrana se creó el indeseable 4x1000 por un (1) año para atender una crisis domestica y “los fallos de la Corte Constitucional -sentencias C-122 y C-136 de 1999- decidieron que el dinero que se recaudara con este mecanismo se destinaría a la banca pública, a las cooperativas financieras y a los alivios para los deudores del sistema UPAC (Unidad de Poder Adquisitivo Constante, que en ese entonces, era usada para calcular los créditos de vivienda) (Sic…)”. 

https://sabermassermas.com/la-verdadera-historia-del-4x1000/ 

Al final, se volvió permanente y pasó vigente y campante de un siglo a otro. 

Para “el moño y la fresa en el pastel”, los desesperados y agobiados propietarios hasta crearon la Asociación Nacional de Deudores de la UPAC en defensa de más de 1 millón de familias afectadas. 

La web de Caracol radio, el 25 de septiembre de 2007, tituló “Más de 300 mil familias en Colombia han perdido su casa por el UPAC”. A líneas seguidas ampliaron: “Los deudores hipotecarios agremiados aseveran que las familias le deben a las entidades bancarias, por créditos con el UPAC y el UVR, más de 14 billones de pesos. El gobierno descartó la posibilidad de reformar el sistema de UVR y dice que ha funcionado bien”.

http://caracol.com.co/radio/2007/09/25/economia/1190730060_484938.html 

Cronológicamente, tengan en cuenta que estaba en plena vigencia la extensión del 4x1000 del impuesto en el cuatrienio del expresidente Pastrana Jr. 

Resumo que la UPC y la UVR, son sólo una arista del Sistema Bancario en Colombia. En su orden me ocuparé someramente del costo de los servicios bancarios y las utilidades. Aunque los dirigentes de Asobancaria sostengan que en Colombia: “los costos de los productos y servicios financieros no son excesivos a la luz de los estándares regionales”. Es cierto que cada vez estos “se modernizan” pero, esos costos (Costos operativos + Inversiones tecnológicas y físicas + Servicios de terceros) son en ultimas asumidos por los clientes. 

Análogamente, debe considerarse que los bancos colombianos no son “ruedas sueltas” del Sistema Mundial y que deben estar a la par de los estándares para no quedarse rezagados. Por el ejemplo, el uso de la Internet se ha masificado y cada vez, el papel pasa a un segundo plano para ser reemplazado por la informática en las transacciones. Algunas cifras tomadas de la web de la Superbancaria con corte a mayo de 2015, dan cuenta que por ejemplo la Cuota de Manejo en Cuentas de Ahorro oscila entre $1.102 - $10.100; la Cuota de Manejo en las Tarjetas de Cuenta de Ahorro varía entre $4.500 - $10.100; la Consulta de Saldo en cajeros de la entidad donde se tiene la cuenta fluctúa entre $1.250 y $1.950; en cajero de otra entidad $3.200- $7.350, etc… Así que revisen bien sus extractos. 
https://www.superfinanciera.gov.co/jsp/loader.jsf?lServicio=Publicaciones&lTipo=publicaciones&lFuncion=loadContenidoPublicacion&id=57742 

El Maestro del periodismo Juan Gossaín publicó en el diario El Tiempo un artículo conexo al Costo de los Servicios Bancarios en Colombia y en la web de Radio Guatapurí de Valledupar, se deja leer con fecha 4 de noviembre de 2015:  “Al comparar los costos de los servicios bancarios colombianos con otros países de la región, nuestro sistema financiero sale muy mal librado. A título de ejemplo, se observa lo siguiente: el costo de retirar dinero de un cajero automático del banco en donde se tiene la cuenta es en promedio de 1100 pesos en Colombia, mientras que en Venezuela es de 325 pesos, y en Brasil y Ecuador es totalmente gratis. 

El retiro de dinero de un cajero automático de otra entidad bancaria tiene un costo promedio en el país de 6.300 pesos, mientras que en México cuesta 2.700 pesos, en Argentina 2.200 pesos, en Venezuela 1.100 pesos y en Ecuador 900 pesos. Finalmente, en Colombia se cobra en promedio a los usuarios bancarios 8000 pesos por el mero hecho de tener una tarjeta débito, en tanto que en Ecuador, Venezuela y México dicho servicio es gratuito. Los costos de los servicios bancarios del país contrastan con las utilidades multimillonarias que periódicamente arroja el sistema financiero. 

En efecto, durante el primer semestre del 2010, el sector financiero consolidado del país tuvo utilidades por valor de 11.1 billones de pesos. En el mismo periodo del presente año, el sector financiero redujo sus utilidades en un 54% ganando solamente 6.19 billones de pesos, de los cuales 4.28 billones corresponden a los bancos comerciales. Estudiosos de la materia señalan que, comparativamente, los bancos colombianos tienen un margen de ganancia muchísimo mayor que el de sus pares latinoamericanos, lo que revelaría la inequidad de nuestro sistema. Sin embargo, el gremio bancario representado en Asobancaria piensa distinto y considera que el costo de las transacciones financieras en Colombia está dentro del promedio latinoamericano. Según María Mercedes Cuellar, presidente de Asobancaria, el costo promedio de una transacción bancaria en el país es de tres dólares”. 

http://radioguatapuri.com/RG/index.php? option=com_content&view=article&id=10682:costo-de-los-servicios-bancarios&Itemid=85 

La Dra. Cuellar en su frase desparpajada y carente de argumentos, olvidó el monto del salario mínimo, la escalada alcista de los servicios de energía, agua potable, alcantarillado, gas natural, predial y productos básicos de la canasta familiar. Posiblemente para el sueldo que ella y los altos ejecutivos bancarios devengan, los costos de los servicios bancarios sean sumas irrisorias. Pero, a quien le consignan un salario mínimo y le dan una Tarjeta Debito para retirarlo, esos 3 dólares promedio le sirven para comprarle la lonchera a sus hijos o para el transporte de varios días de colegio. Al enterarme del monto de las utilidades del Sistema Bancario, concluí que el Maestro Gossaín, está en el lugar indicado porque en el primer semestre de 2015 fueron de $ 7.38 billones. También, lo resaltó la web del diario El Tiempo de Bogotá que calificó la noticia el 19 de agosto de 2015: “La desaceleración no afecta balances de banca nacional. Entidades financieras reportaron utilidades netas en el primer semestre por 7,38 billones de pesos”.

http://www.eltiempo.com/economia/indicadores/utilidades-de-la-banca-en-colombia-en-2015/16257961 

 “Al que pida más que le piquen caña”. En similar ciclo de 2014, las utilidades fueron de 5.7 billones. Son los únicos fijos en el “gana gana”. Mientras, el asalariado, cada vez pierde su capacidad de ahorro y vive del día a día o sometido a la soga del “cuenta gota” porque no tienen el “récord” o más bien capacidad de endeudamiento para acceder a los créditos bancarios. El confeti y la fanfarria para finalizar el 2015, les llegó en papel de regalo en vísperas de diciembre desde la Junta del Banco del República que decidió incrementar la Tasa de Interés de Intervención en 50 puntos básicos y la situó a 5,25 %. 

http://www.elcolombiano.com/banco-de-la-republica-sube-tasa-de-interes-a-5-25-YC3015652 

Es decir: Encareció el costo del dinero. Entonces, los que tienen créditos vigentes les llegará su “Papá Noel” con el reajuste para sus pagos. Nada extraño porque los “genios” de la Junta del Banco de la República son tan predecibles en sus “calcadas estrategias”. Con el argumento de controlar la inflación, subir o bajar la Tasa de Interés de Intervención e igual para el precio del dólar, comprar o poner a circular más dólares, etc… Nunca se les escucha nada referente a cómo incentivar la producción del agro o cómo defender el salario mínimo de más del 55% de los trabajadores en Colombia. Según el estudio de La Bolsa de Empleo de la Universidad EAFIT.

http://trabajando.eafit.edu.co/detallecontenido/c/candidato/idnoticia/9337/el-55-de-los-colombianos-gana-un-salario-minimo-legal.html 

Otros estudios dan cuenta que: “La mitad de Colombia vive con el salario mínimo”. La inclinación de la balanza a favor de los bancos ya no tiene para donde más. 

“El único presupuesto bueno es el presupuesto equilibrado” Adam Smith 

El gran problema de la sociedad actual se centra en que no podemos vivir sin los bancos, pero no podemos sobrevivir con los actuales banqueros. Alberto Vázquez Figueroa
 -/-