Da clikc aquí para escuchar

Escúchenos en Vivo...

MOISÉS SIMÓN.- ENTONA SU PREGÓN.

Por muchos años, cuando nos referimos a la canción pregón “El Manisero”, inmediatamente llega a nuestra mente el nombre de Moisés Simons y en muchos casos hasta allí llegamos; la pregunta es quien este señor, compositor de una pieza musical que le ha dado la vuelta al mundo, que al parecer es la canción cubana que mayor numero de interpretaciones ha tenido. Este 28 de junio lo recordamos cuando se conmemoran 69 años de su fallecimiento. 




Empecemos diciendo que hablamos de un excelente compositor; de suyo lo fue con esta pieza musical, pero la referencia va mucho más allá, pues se convirtió de reconocido director orquestal y eximio pianista; nacido para un 24 de agosto de 1889, en el popular barrio de Jesús María en la Habana, cuna de grandes exponentes de la musicalidad cubana. 

Su nombre de pila fue Moisés Simón Rodríguez, hermano de Fausto Simón Rodríguez e hijo de don Leandro Simón Guergué, músico de origen Vasco, quien fuese profesor de Moisés, al igual que del también habanero Eliseo Grenet Sánchez quien luego se convertiría en pianista y compositor del Tango Congo “Ay Mama Inés”. 

Moisés, decididamente influenciado por su padre, ya para 1898 en su barrio natal oficiaba como organista de la iglesia de su barrio; ya para 1905, realizaba estudios de armonía, composición e instrumentación con los profesores Ignacio Tellería, Felipe Palau, y Fernando Carnicer, convirtiéndose en pianista de concierto y teatro lirico, trabajando en la compañía de zarzuela que actuaba en el teatro Irijoa; convertido años después en el afamado “Teatro Martí”. Ya con 20 años escribía para el diario “La Lucha” 

En 1912 creó su primera pieza teatral, la opereta “Deuda de amor” (con libreto de Fermín Samper), que estrenó en 1913 la compañía de la vedette mexicana Esperanza Iris en el habanero teatro Albizu. La orquesta contaba con Moisés Simón en el piano, Virgilio Diego en el violín; Alberto Socarrás Estacio (en la foto) en la flauta, quien para 1927 viajara a Nueva York, convirtiéndose en estelar acompañante del pianista Nilo Menéndez y luego en una celebridad en los Estados Unidos; el matancero José Antonio Ramón Betancourt Kanigan, destacado saxofonista de Eliseo Grenet; el gran exponente del Danzón don Pablo O'Farrill en el contrabajo; Rogelio Valdés en el trombón; en el 1928, incorporó al potente trompetista Julio Cueva y en reemplazo de Alberto Prieto, invita a Enrique Santiesteban, como vocalista y baterista; convertido años después en reconocido actor; toda una constelación de estrellas reunidas en una sola Orquesta, viajan a Europa a expensas del apoyo de su hermano, logrando gran éxito en París, donde al parecer para dar un mayor impacto acepta modificar su apellido por el de Simons, con el cual se le reconoce, cambio, que a su vez le trajo muchas complicaciones en futuros viajes, en particular para 1938 cuando por su nuevo apellido es asumido como judío y es detenido en Paris, producto de la invasión a Francia por el ejército Alemán durante la Segunda Guerra Mundial, pasando grandes afujías para demostrar su verdadera nacionalidad y origen. 

En otras facetas, Moisés Simons Rodríguez, fue un reconocido investigador de la música Cubana, publicando muchos de sus trabajos en periódicos y revistas. Hizo música para películas. Fue presidente de la Asociación de la Solidaridad Musical, haciendo parte de la edad de oro de la música cubana al lado de Alejandro García Caturla, Ernesto Lecuona Calzado, Amadeo Roldán y Gardes, Eliseo Grenet Sánchez, Gonzalo Roig Lobo, Rodrigo Prats Llorens y Jorge Anckermann Rafart. Es menester destacar la gran amistad surgida en la infancia y que reverdeció en muchos pasajes de su vida musical con el pianista habanero Eliseo Grenet (En la foto). 

No cabe duda que su fama mundial nace con el éxito obtenido con la composición del son - pregón “El Manisero”, estrenado por Rita Montaner en noviembre del 1927 y popularizado por la Orquesta de Don Aspiazu en la voz de Antonio Machín, a partir de 1930 en Nueva York; al parecer, escrito de manera casual cuando departía con Sindo Garay en el café, (entendido como cafetería) (1), llamado el “Autogiro”.(2) 

La singular fabula se da cuando al parecer un vendedor de maní tostado entra al lugar ofreciendo su producto y Simón, le compra un cucurucho de maní, y a renglón seguido en una servilleta inicia la escritura del pregón más famoso hecho en Cuba; dentro de los hechos subsiguientes se logro establecer que el vendedor era de origen Asturiano de apellido Zúñiga, meses después es interpretado por la gran pianista y cantante natural de Guanabacoa, Rita Aurelia Fulceda Montaner y Fazenda hija del médico y capitán del Ejército Libertador Domingo Montaner Pulgarón y de Mercedes Fazenda; conocida artísticamente como “Rita Montaner - La Única”, grabando este son – Pregón, para el sello Columbia, en noviembre de 1927 y llevado al cine paralelamente en la película “El romance del palmar”, acompañada por la orquesta de “Las Hermanas Álvarez”.  

El Manisero 
por Moisés Simmons 

Maní, Manisero, maní, 
Si te quieres por el pico divertir 
cómprate un cucuruchito de maní. 
Cuando la calle sola está, 
casera de mi corazón, 
el manisero entona su pregón. 
Y si la niña escucha su cantar 
llama desde su balcón. Came de tu maní, 
Esta noche no voy a poder dormir
sin comerme un cucurucho de maní 
qué calentico y rico está, 
ya no se puede pedir más. 
Ay, caserita, no me dejes ir
 porque después te vas a arrepentir 
Y va a ser muy tarde ya. 
Maní, manisero se va, caballero, 
no se vayan a dormir 
sin comprarme un cucurucho de maní. 

RITA MONTANER, despertaba gran admiración, del publico que reconocía sus dotes musicales y personales; pero aun mas, entre los músicos y compositores de la época que no dudaban en entregar sus creaciones para que fueran interpretadas por ella; es así como Moisés Simón y Eliseo Grenet, entrañables amigos, entregan sus grandes composiciones “El Manisero” de Simón y “Mama Inés” de Grenet consecutivamente; sumados a don Gonzalo Roig quien le entrega su obra cumbre “Cecilia Valdés”. 

En 1929 Antonio Machín popularizó “El Manisero” en España y al año siguiente, en Nueva York. Se filmó ese mismo año un corto cinematográfico con el nombre de Coconut Vendor,, donde aparece Machín pregonando. 

A continuación se relaciona “SOLO ALGUNAS” versiones el afamado Son - Pregón “EL MANISERO”, que en nuestro sentir es la canción cubana que mayor numero de interpretes y versiones ha tenido: Rita Montaner, Antonio Machín con Don Aspiazu, Desi Arnaz, Rolando Laserie, Xiomara Alfaro, Lecuona Cuban Boys, Pio Leyva, Estrellas de Cuba, Xavier Cugat, Enric Madriguera, Obdulio Morales, Pepe Delgado, Pete Terrace, Nilo Menéndez, Ignacio Villa “Bola de Nieve”, Miguelito Valdés, Felo Bergaza y Juan Bruno Tarraza, Charanga Habanera, Willie Chirino, Juan Pablo Torres, Israel “Cachao” López, Celeste Mendoza, "Tata" Guerra, Alfredo “Chocolate” Armenteros, Trió Matamoros, Banda Municipal de Santiago, Eliades Ochoa, Orquesta Aragón, Gonzalo Rubalcaba, Carlos Julio Ramírez, Bebo Valdés, Abelardo Barroso, Chico O Farril, Johnny Pacheco, Machito y sus afrocubanos, Mario Bauza, Orquesta Cubana de Música Moderna, Sar All Stars (Papaito), Cortijo y su Combo, Tito Schipa, Tito Rodríguez, Tito Puente, Pedro Infante, Pérez Prado, Alegre All Stars, Johnny Sedes, Primitivo y su combo en la voz de Camboy Estévez, Oscar D Leon, Stan Kenton, Dizzy Gillespie, Louis Armstrong, Los Medina, Fito Olivares, Trió Iglesias, Juan Arvizu, Celia Cruz, Roberto Carlos, Noro Morales con “Pellín” Rodríguez, Albita Rodríguez, María Antonieta Pons y Tintan, Liberace, Carmen Cavallaro, Frank Pourcel, Tete Montoliu, Los Melódicos, La Billos, Plácido Domingo …. 

A partir del 1930, vienen los viajes a Europa, presentándose en Francia Y España, su reconocimiento en Paris como eximio músico se da para el 1934, cuando estrena en Paris la opereta Toi c’est moi, concebida en colaboración del novelista francés Henri Duvernois y convertida en todo un espectáculo escénico del teatro Bufo, luego vine “A una Rosa” y en el Casino de París, Mistinguette, “Los tres golpes”, en el teatro Calderón de Madrid, su comedia “Niña Mercé” Continúan sus viajes, regresa temporalmente a Cuba en el 1942, regresa a Europa ubicándose en España donde para el 1944, presenta en Madrid con texto en castellano de Federico Shaw, su opereta Toi c’est moi; época en la cual musicaliza la película “Bambú” 

Son muchas las obras que quedan como legado del maestro Moisés Simón Rodríguez, obras como: “Revista de 1914”, “El pescador de corales”. "Martha", como "Chivo que rompe tambó", "Suena, guarachita, suena", "Qué es el danzón", “Vacúnala” "Oh, Cuba hermosa", “Linda mexicana”, "La negra Quirina", "Paso ñáñigo", "Rumba guajira", "Serenata cubana", "Nenita", "Flan y merengue", "Kubanacán",” Así es mi patria”, “La trompetilla”…etc. 

Al año siguiente, para el 28 de junio de 1945, nuestro excepcional músico fallece en Madrid España, a la edad de 56 años; sus restos descansan en esa ciudad a pesar de ingentes esfuerzos por repatriarlo. 

FUENTES CONSULTADAS: 
• Carpentier Alejo. La consagración de nuestros ritmos Carteles (La Habana), 10 de abril de 1932. Editorial Letras Cubanas, 1985, t. II 
• Sóngoro cosongo en París». Carteles (La Habana), 23 de septiembre de 1934. En: Ídem. 
• Moisés Simons en los Bufos Parisienses». Carteles (La Habana), 23 de diciembre de 1934. En Ídem. 
• Díaz Ayala Cristóbal. Si te quieres por el pico divertir... Historia del pregón latinoamericano. San Juan, Editorial Cubanacán, 1988. 
• Muñoz Albuquerque Carmelina. Moisés Simons Rodríguez. Centenario de su nacimiento (1889-1989). La Habana, Museo Nacional de la Música, 1989. • Cubarte Moisés Simons.- Senén Suarez Hernández 2007 
• Giro Radamés . Diccionario Enciclopédico de la Música en Cuba. Editorial Letras Cubanas, La Habana, 2009. 

NOTAS. 
1.- Hemos podido constatar que lo que en Colombia llamamos cafetería por aquellos años en Cuba se les conocía como “Lechería” por aquello del café con leche. 
2.- Igualmente se ha determinado que la mencionada “Lechería - El Autogiro” estaba ubicada en la habanera esquina de Barcelona y Amistad. 

 Por Carlos Molano Gómez 
Bogotá – Colombia 
Derechos reservados de autor.