Da clikc aquí para escuchar

Escúchenos en Vivo...

JOE CUBA.- MÚSICO CASUAL PRIMERA PARTE

Cada vez que recordamos un músico que se nos fue, tal vez de manera inconsciente, terminamos haciendo una retrospectiva del proceso que nos unió musicalmente y naturalmente ligo el afecto o el concepto en particular por la persona a quien nos referimos; creyendo que muy posiblemente a nuestros interlocutores les pueda suceder algo similar. 




Cinco años después de la marcharse este tumbador, no puedo menos que ser coherente con este músico que influyo sustancialmente para terminar de enamorarme de la Pachanga Neoyorquina, cuando en pretéritos años llegaba a mis oídos un tema que me generaba confusión, titulado “Mambo de Pino” 

Nos referimos a un señor de nombre Gilberto Miguel Calderón Cardona, natural de Nueva York, quien nos acompaño por cerca de 78 años, pues había llegado a este mundo en el condado de Manhattan un 22 de abril de 1931 abandonándolo cinco años atrás para el domingo 15 de febrero de 2009, que tomo un sabor agridulce, pues de una parte conmemorábamos el cumpleaños número 64 de Ricardo Maldonado Morales, “Richie Ray”, pero de otro despedíamos con gran pesar a ese señor que se reconoció como: “Joe Cuba”. 

Su partida acaecida en el hospital Monte Sinaí de Nueva York, tiene tintes muy particulares, pues como producto de una caída para el 2006, fue necesario hacer un implante en su cadera, con tan mala fortuna que tiempo después se descubrió que se había alojado en su prótesis una bacteria que fue minando su salud, finalmente se genero este desenlace, habiendo vivido circunstancias difíciles al punto de recibir ayuda del seguro social para poder atender su caso. 

Como muchos músicos que figuraron en los escenarios de la gran manzana, hace parte de esa gestación migratoria procedente de Puerto rico en busca de mejores oportunidades laborales de sus progenitores don Miguel Calderón, oriundo de Santurce y doña Gloria Cardona, de una población ubicada al noreste de la Isla de nombre San Sebastián de las Vegas del Pepino» o simplemente San Sebastián. 

Este frustrado abogado, jugador de béisbol y básquet ball, llega a la música como producto de la casualidad, pues practicando la pelota caliente es víctima de un accidente que lesiona una de su piernas, debiendo ser enyesado, esto sucedía siendo un jovencito de tan solo 15 años y estudiante de High School (1) 

En la música, ya recibía alguna influencia por línea materna ya que su tío Ángel Cardona era cantante y como lo expreso alguna vez el propio Gilberto, era primo de Tito Rodríguez; al verse enyesado decide acercarse a su vecino Víctor Pantoja, que era “Conguero”, que se iba a prestar el servicio militar en tempos de la posguerra, para que le facilitara el instrumento y le enseñara la bases. 

Complementando sus estudios musicales en las Escuelas Benjamín Franklin y Brooklin College, pero fundamentalmente los complementa al lado de su amigo músico Santos Miranda familiar de Mangual Sr. A quien acompañaba a todos sus toques. 

Continuando con ese sabor casual que fue guiando la vida de Gilberto, es referido por Santos Miranda, para hacer un reemplazo del Conguero (2) de una agrupación venida de Santurce Puerto rico, conocida como Alfarona X fundada en el 1941 por el guitarrista y cantante Luis Cruz, que había decidido iniciar su propio camino al retirase del Conjunto Capaccetti dirigido por el también cantante y guitarrista don Emilio Capaccetti. 

Esta agrupación que había llegado a Manhattan en el 1945, ya dirigida por el trompetista original del conjunto señor “Pucho” Márquez, (3) le acepta y lo mantiene cerca de un semestre, cuando Gilberto contaba veinte años de edad. 

En el 1951, se integra al conjunto del campanero Elmo García, que estaba formado por tres trompetas, piano, bajo y ritmos, allí coincide con el pianista Héctor Rivera, por breve tiempo; periodo que sirvió para iniciar una amistad que a futuro tendría mucho significado. 

Al año siguiente se integra a la orquesta que había formado el cantante cubano Marcelino “Rapindey” Guerra, que había hecho parte de la delantera de Machito y Bauza; para el 1954 hace parte de la orquesta de Johnny Conquet, la que actuaba en el Roseland Ballroom. 

Dentro de su proceso formativo y callejero, se reunía en la “Esquina de los Congueros” donde coincidían muchos músicos; allí se conoce con el bajista Roy Rosa, quien hacia parte de un quintero dirigido por un soberbio pianista panameño de nombre David Preudhomme, a quien se le conocía en el ambiente como “Joe Panamá”; es Rosa quien lo lleva al quinteto y sin proponérselo nuevamente esta casualidad le abre las puertas a una carrera musical que se prolongo por más de cincuenta años. 

Poco tiempo después por solicitud de la señora madre de Joe Panamá, este se retira, quedando acéfalo el cargo de director, siendo sugerido Gilberto para ocuparlo quien al aceptar, vincula nuevos músicos formando un sexteto. 

Los que estaban: Roy Rosa que oficiaba como bajista, Jimmy Sabater como Timbalero, Tommy Berrios en el vibráfono y Gilberto Calderón en la conga (4) 


Los que llegan El Santurcino Nicolás “Nick” Jiménez como pianista y Willie Torres como cantante; los dos jóvenes habían sido compañeros del clase en el colegio; habían formado una agrupación pequeña, dirigida por Nick, en la que también actuaba el ponceño Tommy Berrios; según contaba Willie Torres, este ultimo actuaba con las dos agrupaciones. 

Dando continuidad el reciente sexteto se denomina “Sexteto de Joe Panamá”. Se presenta un lío jurídico por los derechos del nombre instaurado por la señora madre de Panamá, que finalmente fallo a su favor. 

Es Catalino Rolón, el famoso promotor musical, quien sugiere el cambio de nombre, que resulta toda una sorpresa para el propio Gilberto Calderón; nace el SEXTETO DE JOE CUBA, con el cual le conocimos hasta el final de sus días. 

Actúan inicialmente en un hotel conocido como “Pines Hotel”, dando origen a la inmortal composición de Nick, “Mambo of the Pines”, que luego rebautizarían como “Mambo of the Times”. 

Es Johnny Conquet, quien lo presenta a su disquera, llevándolo a grabar para 1956 bajo el sello RAINBOW en formato de 78 rpm sus primeros temas: “Ritmo de chachachá” y “Juan José”; en el mismo año, inicia el camino con el sello MARDI-GRAS, grabando el trabajo titulado “I TRIED TO DANCE ALL NIGHT, “Traté de bailar toda la noche”, donde curiosamente incluye trompetas e invita un nuevo cantante el joven Tony Molina. Incluyendo temas como "San Luisera", "Soy Pilongo", donde reconocemos la voz de Tony Molina; “Joe Cubans Mambo”, “Pregón chacha”, "Swinging Mambo" 

En los trabajos con este sello incluye en sus portadas figuras femeninas, que en Colombia han sido objeto de diversas especulaciones llegándose a decir por algunos, que en este primer trabajo aparece como modelo Sarita Montiel (5) 

        






Fuentes consultadas. 

Conversación con Joe Cuba.- Carlos Molano Gómez Bogotá Colombia.- Discoteca Melodías.- 1987 
Entrevista al maestro Tony Molina octubre de 2010 programa radial Encuentro Latino Emisora Kennedy - Bogotá - Colombia - 
Joe Cuba.- Discografía 

NOTAS: 

(1) Estudiante del Cooper Junior 
(2) El Conguero era nadie menos que Luis “Sabú” Martínez, quien inesperadamente dejó la orquesta para trasladarse a Los Ángeles, quien reemplazaría al fallecido Chano Pozo en la banda de Dizzy Gillespie, en 1948, y luego se vinculara a la de Benny Goodman 
(3) Al retiro de Luis Cruz del Alfarona X, este forma el conjunto Marianaxi 
(4) Víctor Pantoja hacia parte de la agrupación de Joe Panamá; que era un quinteto de musical ambiental y no usaba cantante 
(5) Esta aseveración no corresponde a esta página, lo que si es claro afirmado por el propio Joe Cuba que en el trabajo RED HOT AND CHA CHA, aparece su primera esposa. 

Por Carlos Molano Gómez
Bogotá - Colombia