Da clikc aquí para escuchar

Escúchenos en Vivo...

AL ESCOBAR EDY MARTINEZ Y JOE MADRID.- EMBAJADORES

Nuestra querida patria, ha engalanado la música latina con tres excelsos pianistas que desde nuestras fronteras norte y sur, supieron llevar el nombre de nuestro país a lo más alto de los principales escenarios de los Estados Unidos. 



Nuestro admirado Manuel Eduardo Martínez Bastidas, fabuloso pianista y arreglista, nacido en la capital de Nariño al sur Occidente de nuestro país el 7 de enero de 1942, se inicia en Bogotá paralelamente como percusionista y pianista; llegando a ser desde muy niño (12 años) baterista de la orquesta de su Padre “Martínez Polit”, del argentino Don Américo Belloto y luego de la agrupación creada por José “Pepe” Reyes cubano que se había instalado en Bogotá. 

Al viajar en el 1960, como baterista haciendo parte de la orquesta del pianista Boyacense Hernando Becerra, quien había venido de los Estados Unidos de vacaciones a Bogotá, quien por deferencia con su padre que era su amigo trabaja con la “Martínez Polit”, donde Eduardo era el baterista, cuando Becerra se va, le llama de urgencia para que trabaje con él en Aruba, siguiendo de largo hacia los Estados unidos. 

Becerra se regresa a Colombia y Eduardo se queda, decide intercambiar la batería y el piano con el que también desde niño se había formado; curiosamente llega a algunas agrupaciones por las que pasara su antecesor “Al” Escobar, nos referimos a su paso por las orquesta de “Pupi” Campo, allí trabaja como “Percusionista”; luego con “Chico” Orefiche, donde lo hace como “Pianista”; dejando en su reemplazo a su hermano Juan como percusionista en la orquesta de Campo; vale mencionar que luego Juan Martínez (q.e.p.d) llego a ser percusionista de la orquesta de Tito Rodríguez. 

Ya en Nueva York, en el 1966, se convierte en arreglista y director musical de la Orquesta de Ray Barretto, viene el proyecto con “Mongo” Santamaría y Ángel Canales por los que pasara el cartagenero “Joe” Madrid; su paso con Tito Puente, con Arsenio Rodríguez, con Eddie Palmieri, con Joe Cuba, Con Celia Cruz, con el “Conde Rodríguez… 


Después de ese amplio trasegar, ha manifestado su intención de radicarse en Colombia. ESPECIAL SALUDO AL MAESTRO “EDY” MARTÍNEZ 


El maestro José Fernando Madrid Merlano. Nacido el 27 de septiembre de 1945 en el barrio Manga de Cartagena, departamento de Bolívar. Antes de partir sin cumplir 20 años ya era un figurón con las orquestas de Lucho Bermúdez, Pacho Galán y Benny Bustillo, para convertirse en los Estados unidos en una rutilante estrella al lado de Chico Orefiche, Andy Harlow, Mongo Santamaría y Ángel Canales.

Al regresar a Colombia, logra importantes participaciones con agrupaciones nuestras siendo gestor del proyecto “Colombia All Star”, por donde pasan nuestras principales figuras del movimiento salsero a comienzo de la década de los ochenta. 

Lamentablemente se nos fue OCHO AÑOS ATRÁS, el 24 de diciembre de 2005 en la capital de la República. 


Desde Barranquilla, nos llego el gran maestro Álvaro Escobar Páez, quien viniera a este mundo el 8 de marzo de 1930, de una familia compuesta por samaria (Doña Inés) y Tolimense, el también músico don Gabriel; de quien heredo la vena musical, pues dirigía la Banda de la Policía en su tierra natal y lo andariego pues siendo "Al" un niño que no superaba los siete años fue llevado con su familia a Nueva York

Este jovencito a quien conocimos como Al Escobar, se convirtió con tan solo 16 años en la gran figura de la Orquesta de Pupi Campo, al lado de Tito Puente y Vitin Avilés Rojas, para cuatro años después, convertirse en el pianista de los afamados “Picadilly Boys” que dirigió Tito Puente al comienzo de su carrera como músico independiente.

Cierra un ciclo sin comparación al figurar con la Orquestas de Noro Morales, la del afamado flautista “Esy” Morales Sanabria hermano de Noro; con la de Miguelito Valdés, con Frank Grillo “Machito” y Mario Bauza y sus afrocubanos, sustituyendo a nadie menos que a René Hernández quien había viajado a Cuba; para en el 1957 llegar a la orquesta de “Míster Bongo” señor Jack Constanzo. 

Su experiencia con Puente, nos permitió tener nuestros propios “Picadilly Boys” en Colombia cuando en uno de sus viajes pasando por su natal Barranquilla, la capital de la República y por nuestro querido Valle del Cauca; forma en esta última ciudad, una agrupación entre 1951 y 1952, repicando los mambos que se imponían por aquellos años, con trompetas, saxos, bajo piano, ritmos y voz. 

A su regreso a los Estados unidos, inicia su carrera en solitario creando su propia orquesta, radicándose en los Ángeles, convertido en toda una celebridad para los americanos; aunque debemos reconocer que en nuestro medio resulta más ligado a un grupo especializado. 

Hoy este padre de tres hijos, sigue presentando su magia en el piano; este próximo día de la mujer estaremos celebrando sus OCHENTA Y CUATRO AÑOS DE VIDA. 

Por Carlos Molano Gómez